El PP alerta de que el fraude llega a «la cúpula» de la Junta y el PSOE

Censura que Susana Díaz «no esté tomando decisiones»

La vicesecretaria de Territorio del PP andaluz, Alicia Martínez, indicó ayer que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, está «tocada» por la corrupción del Gobierno andaluz y del PSOE en el «caso ERE», que, a su juicio, llega hasta la «cúpula» tanto de la Junta como del partido socialista en la comunidad. «El fraude de los ERE es un asunto del PSOE de Andalucía y de los 30 años que llevan gobernando, y mientras el PSOE siga gobernando en Andalucía la sospecha seguirá estando sobre la Junta y sobre quien la preside, que es Susana Díaz», añadió, al tiempo que manifestó que «si no interviene la Justicia probablemente Susana Díaz no sería presidenta de la Junta, porque hay dos presidentes que han huido acorralados por la corrupción».

La dirigente del PP andaluz hizo estas declaraciones después de que el viernes se hiciera pública una providencia de la juez que instruye el caso de los ERE en la que reclama al Congreso y al Senado las certificación de aforamiento de los ex presidentes Chaves y Griñán y de otros ex consejeros de la Junta, quienes ya fueron señalados en el auto del pasado 10 de septiembre por su vinculación con el «caso ERE».

«Esta petición confirma lo que el PP viene diciendo desde el principio: que un fraude tan monumental como el de los ERE no podía ser cosa de tres o cuatro golfos, ni era cosa del director general de trabajo, sino que la responsabilidad empieza y acaba en la Junta de Andalucía», subrayó. Alicia Martínez añadió que «la verdad está saliendo a la luz a pesar de la obstrucción que se está haciendo a la Justicia por parte de la Junta y del PSOE, con las constantes presiones a la Instrucción y a la jueza». La diputada popular emplazó a la presidenta de la Junta de Andalucía a «dar la cara» y a «colaborar» con la Justicia, ya que, su juicio, el PSOE «ha mentido desde el minuto uno» en el Parlamento cada vez que el PP le ha preguntado por este asunto en las sesiones de control al Gobierno.

Alicia Martínez manifestó que la «vergüenza» que dice sentir Díaz ante la corrupción «se traduce en mirar para otro lado y dejar todo como estaba, bajo las alfombras del Palacio de San Telmo».

La dirigente popular reprochó el «paripé» orquestado por el bipartito PSOE-IU en la Comisión de Investigación creada en el Parlamento de Andalucía, «que no era más que un pacto de silencio para gobernar Andalucía tapando la corrupción para que todo siguiera igual».

«Fraude generalizado»

La vicesecretaria del PP andaluz habló de «fraude generalizado en la Junta de Andalucía» al recordar los últimos escándalos hechos públicos en el seno del Gobierno andaluz, como el fraude en las ayudas a empresas, en los fondos de formación, en las ayudas a la cooperación, o en las ayudas al sindicato UGT. Alicia Martínez se preguntó «cómo es posible» que después de que se haya destapado el fraude masivo en las ayudas a UGT la Junta aún le siga otorgando 3,8 millones de euros para programas de orientación laboral.

«La Junta se queda tan tranquila sólo con decir que es implacable contra la corrupción, hay muchas explicaciones que dar y mucho dinero que devolver, igual que en el fraude de los ERE, porque son fraudes todos en torno al PSOE y a la Junta de Andalucía», reiteró Martínez, al tiempo que censuró que Susana Díaz no esté «tomando decisiones».