El PP cierra filas con Sanz trasla actuación judicial en Tomares

Los dirigentes del PP cerraron filas ayer en torno al alcalde de Tomares y secretario general de los populares andaluces, José Luis Sanz, tras la actuación judicial que tuvo lugar el pasado jueves en el Consistorio tomareño, que culminó con dos ordenadores requisados. La operación se deriva de la denuncia de la oposición por una contratación supuestamente ilegal realizada en el anterior mandato. Una de las defensas más enérgicas la realizó la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, quien aseguró que Sanz «es un hombre íntegro, que ha trabajado muchísimo por su municipio y yo confío en él».

Por su parte, la vicesecretaria de Territorio, Medio Ambiente y Asuntos Europeos del PP-A, Alicia Martínez, subrayó que «en absoluto» este asunto podría descartar a Sanz como posible candidato a presidir el PP andaluz. Según Martínez, en el Ayuntamiento quieren «que se sepa toda la verdad» y que la justicia aclare «cuanto antes» lo ocurrido, ya que «no se ha hecho nada ilegal». Otros dirigentes que salieron en defensa de Sanz fueron el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación malagueña, Elías Bendodo.

Mientras, en el Ayuntamiento se celebró una comisión informativa en la que el Gobierno local dio cuenta de las actuaciones que realizó la Policía Judicial. La quinta teniente de alcalde, Lola Vallejo, consideró «normal» la actuación, puesto que se encuadra en una instrucción judicial. «Ni es un registro ni ha venido la Guardia Civil ni nada parecido», defendió Vallejo, quien aseguró que el Ayuntamiento ya había remitido «en tres ocasiones» copias de los documentos cuyos originales fueron recabados «in situ» por esta comisión judicial y que «en menos de media hora» los miembros del equipo judicial contaron con todo lo que reclamaban.

Sin embargo, la oposición criticó que la comisión informativa estuvo «vacía de contenido», al ser reducida a la simple lectura de «un comunicado de prensa» y no mediar «ni explicaciones concretas ni papeles».

Por otra parte, el portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, exigió al PP que asuma «inmediatamente responsabilidades» y aseguró que Sanz «antes estaba tocado y ahora hundido». «El 'delfín' de Zoido para presidir el PP andaluz compromete la credibilidad de esta formación», criticó el portavoz socialista, que instó al presidente regional a que diga públicamente «por dónde va a ir este proceso judicial, ya que tiene esa capacidad de adelantar el futuro y adivinar por dónde van los procesos».