El PP pide al Gobierno que transfiera los fondos locales sin la mediación de la Junta

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El PP-A ha presentado al Gobierno de la Nación una «propuesta firme» para que «retenga» a la Junta los fondos que le transfiere para las entidades locales si la Administración autonómica no abona pronto la deuda que mantiene con los ayuntamientos de la comunidad. De este modo, los fondos llegarían directamente a los consistorios, sin mediación de la Junta.

Así lo avanzó ayer en el Parlamento andaluz la coordinadora de Política Municipal del PP-A, Carolina González Vigo, quien apuntó que se trata de una iniciativa que espera que sea «bien asumida como tal» tanto por el Ejecutivo de Mariano Rajoy como por el resto de ayuntamientos españoles. Según explicó, esta propuesta nace como respuesta a la deuda que el bipartito mantiene con las entidades locales y que los populares cifran en más de los 317 millones que el vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, admitió públicamente, entre otras cosas, porque esta cifra ha sido dada «sin ninguna justificación ni informe que la avale», pese a las peticiones del PP-A.

Ante ello, los populares andaluces exigen a la Junta que apruebe la creación antes de final de año de un «fondo extraordinario» que compense los servicios impropios que están asumiendo los ayuntamientos por la «incompetencia» del Gobierno regional y que, de forma «urgente», se proceda al pago de la deuda con los consistorios. De no ser así, según insistió González-Vigo, reclamarán al Gobierno que le «retenga el dinero a la Junta y se lo pague directamente a los ayuntamientos».

«Es momento de que la Junta de Andalucía asuma sus responsabilidades y pague lo que debe», exigió la dirigente popular, quien criticó, además, que Valderas haya llegado a decir que son los ayuntamientos los que le deben 440 millones a la Administración autonómica.

Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento, Francisco Álvarez de la Chica, tildó de una «solemne estupidez» la propuesta del PP-A. Según dijo, tanto la Junta como el propio Gobierno central en relación con las comunidades a veces se retrasan en sus obligaciones y que la Junta no tiene problemas de decencia con los ayuntamientos.