El PP reclama una auditoría interna a los sindicatos

La RazónLa Razón

El portavoz del PP-A en el Parlamento de Andalucía, Carlos Rojas, reclamó ayer a los líderes nacionales de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, que ordenen la apertura de una auditoría interna en el seno de sus organizaciones para «depurar responsabilidades» y «aclarar» la implicación que puedan tener en el caso de los ERE fraudulentos. La juez que lleva la instrucción, Mercedes Alaya, ha acusado a los sindicatos de clase de «financiación irregular» en la última década a través del cobro de comisiones, que oscilaban entre el 0,5 y el 1 por ciento de cada póliza. UGT y CC OO, según se desprende de la investigación, recibieron 7,5 millones de euros de las dos principales mediadoras, Uniter y Vitalia. Directivos de estas dos mediadoras han coincidido en señalar a la juez que la única forma de que las operaciones salieran adelante era repartiento esta parte del montante de la póliza a los sindicatos.

Así las cosas, el dirigente popular dijo ayer en Granada que ambos sindicatos han podido tener un papel «clave» en los ERE fraudulentos a tenor de lo que se desprende del sumario del caso, unas «graves implicaciones», que, a su juicio, requieren de una «explicación» por parte de los líderes nacionales de CC OO y UGT. Esta situación –abundó– «salpica de lleno» a la cúpula de ambas organizaciones.

La juez Mercedes Alaya ha apuntado, deslizó, «una trama organizada y un saqueo de las arcas públicas con la connivencia CC OO, UGT y cargos públicos de la Junta de Andalucía». Los sindicatos «eran una pieza indispensable en esta trama fraudulenta según la jueza».

Por ello, les exigió «respuestas» sobre «cuánto dinero público supuestamente se ha malversado» y «quién lo tiene», «cuántas comisiones cobraron», «quiénes eran los comisionistas en los sindicatos y quién presionaba para exigir comisiones en nombre de CC OO y UGT».

Por su parte, CC OO-A aseguró que el sindicato «se somete desde hace tiempo a dos auditorías externas al año». «No todos somos iguales», indicó el sindicato en su cuenta de Twitter, replicando al portavoz del PP-A en el Parlamento de Andalucía.

Asimismo, el secretario de Política Municipal del PSOE de Andalucía, Francisco Conejo, salió en defensa de la «honorabilidad y honestidad» de las federaciones andaluzas de los sindicato CC OO y UGT. Expresó su deseo de que la investigación de los ERE no derive en una «criminalización» de ambas organizaciones. El dirigente socialista reivindicó el «buen quehacer» y el trabajo «en defensa de los trabajadores» que, en su opinión, ha caracterizado tanto a CCOO-A como a UGT-A.

Para el secretario de Política Municipal de los socialistas andaluces, los dos sindicatos "han garantizado parte del bienestar colectivo de Andalucía"gracias a "sus negociaciones de convenios colectivos en empresas y administraciones públicas", así como a "su trabajo serio y riguroso para defender a los que menos tienen".

Por eso, en su opinión, el caso de los ERE no puede servir para "criminalizar"a los sindicatos, que el PSOE-A, según Conejo, "va a seguir defendiendo", al entender que "siempre anteponen el interés general por encima de cualquier otro tipo de intereses".

En esta línea, el representante socialista ha reclamado que "se respete el derecho a la presunción de inocencia"en el marco de un caso que, según ha recordado, está sometido a una instrucción judicial actualmente después de que, según ha apostillado, fuese "el Gobierno andaluz el que primero puso a disposición de la autoridad judicial las supuestas irregularidades que debían ser investigadas".

En ese sentido, Conejo ha expresado el "respeto"del PSOE-A "por cada una de las decisiones judiciales", y ha abogado por "esperar a que se terminen las diligencias y se clarifique la actuación judicial"antes de realizar cualquier valoración del caso.