El primer entrenador de Ansu Fati, el segundo debutante más joven en la historia del Barcelona: “Nunca he visto a nadie como él”

El director de la Escuela de Fútbol Peloteros de Herrera (Sevilla) señala que “en Guinea estaba acostumbrado a jugar con balones de trapo, pero cuando cogió una pelota de verdad por primera vez era un espectáculo verle”. Su padre trabajó en Marinaleda como chófer de Sánchez Gordillo

El delantero de Guinea-Bissau del FC Barcelona, Ansu Fati (d), intenta llevarse el balón ante la entrada del defensa del Betis, Pedraza, durante el encuentro en el estadio del Camp Nou, en Barcelona / Foto: Efe

El director de la Escuela de Fútbol Peloteros de Herrera (Sevilla) señala que “en Guinea estaba acostumbrado a jugar con balones de trapo, pero cuando cogió una pelota de verdad por primera vez era un espectáculo verle”. Su padre trabajó en Marinaleda como chófer de Sánchez Gordillo

El director de la Escuela de Fútbol Peloteros de Herrera (Sevilla), en la que se formó el jugador del Barcelona Ansu Fati, que debutó el domingo en Primera División con 16 años, José Luis Pérez Mena, dijo que en su vida profesional formando a jugadores no ha visto “a nadie como él”. Fati es el segundo jugador más joven que debuta con el club blaugrana, por delante incluso de Messi o Bojan.

En declaraciones a Efe en la escuela sevillana, que ha formado a jugadores de toda la comarca que ahora están en equipos como Barcelona, Real Madrid o Atlético de Madrid, Pérez Mena destacó la personalidad de Ansu Fati: “Antes del partido no estaba ni nervioso cuando hablé con él”.

Recordó que llegó a la escuela de Herrera en 2007, mientras que su padre vivía en el pueblo desde hacía tiempo, “y en Guinea estaba acostumbrado a jugar con balones de trapo, pero cuando cogió una pelota de verdad por primera vez era un espectáculo verle”. Fati llegó a Herrera muy pequeño, donde vivía su padre, que fue futbolista, ahora es su agente e incluso trabajó como chófer de Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda.

Incluso, jugaba con niños de superior categoría con gran soltura, y su juego hizo que ojeadores de varios equipos fuesen continuamente a Herrera a verle.

“Llevo 50 años viendo fútbol y jamás he visto a nadie como él”, reiteró, al tiempo que pidió prudencia para que no se le compare con jugadores como Messi cuando acaba de debutar en Primera División.

“Tiene una gran personalidad, no le teme a nadie, y nada más hay que verle en el campo para saberlo”, subrayó Pérez Mena.