Espadas pedirá a los bancos que aporten inmuebles al parque público

Los informes de los servicios sociales serán decisivos en la adjudicación

Juan Espadas se reunió ayer con el Defensor del Pueblo Andaluz

Juan Espadas rememora sus tiempos como consejero de Vivienda de la Junta de Andalucía y plantea que los bancos destinen sus inmuebles vacíos a personas con necesidades urgentes, como herramienta para cumplir uno de los principales compromisos adquiridos por partida doble con Participa Sevilla e Izquierda Unida, en el acuerdo que ha posibilitado su investidura como alcalde de la capital hispalense: lograr que Sevilla sea una ciudad libre de desahucios. Un reto que ni siquiera Manuela Carmena en Madrid se ve ahora capaz de cumplir.

En el marco del encuentro mantenido ayer con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, el nuevo primer edil anunció que en breve mantendrá una reunión con las entidades financieras. Evidentemente, «no todas las viviendas son susceptibles de entrar en alquiler social», explicó Espadas, pero «si el banco tiene un problema económico con las viviendas vacías de las que se quiere deshacer –principalmente por los impagos de hipoteca– y el Ayuntamiento un problema social, podemos ponernos de acuerdo», aseguró.

El parque público tiene en la actualidad alrededor de 400 viviendas sin adjudicar. Según lo firmado con Participa, el 31 de diciembre han de estar ocupadas. Para ello se modificará el procedimiento actual, que se considera obsoleto. «No funciona el proceso de adjudicación ni el registro de demandantes ni la oferta de vivienda a precios asequibles», esgrimió Espadas, que cree necesario adaptar la legislación a la situación social, pues la actual da lugar a «procesos interminables», mientras «hay viviendas en manos de entidades financieras vacías y sin mecanismos para que lleguen a quien las necesita».

Los criterios de los servicios sociales prevalecerán. «La prioridad está en quien no tiene vivienda por dificultades económicas insalvables o la pueden perder», añadió Espadas, partidario de atajar el problema a base de «prevención ágil», porque «nunca» respaldará «una situación ilegal». De ahí la relevancia que han de tomar las Unidades de Trabajo Social. «Vamos a ir dando pasos de manera urgente, porque no es un problema puntual».

Por ahora, y como ya avanzó este diario, los dos primeros casos se han resuelto alojando a las familias en un hostal a la espera de una adjudicación «en días», realizando «procedimiento de urgencia».

El Defensor del Pueblo propone un pacto por la vivienda ya que éste «es un problema de todos los municipios» y suscribe la medida de Espadas. «Los bancos, por responsabilidad social corporativa quieren aportar algo a la solución y no ser tan malos», dice.

Desde Izquierda Unida, la iniciativa de Espadas es insuficiente. El portavoz Daniel González Rojas instó ayer a Espadas a impulsar la creación de la oficina para las víctimas de desahucio y a restablecer un Parque Social de Viviendas que sea capaz de resolver situaciones de falta de vivienda.

Además, la concejal Eva Oliva lamentó que no se vaya a crear una delegación exclusiva de la mujer desde la que canalizar y coordinar, de manera transversal, todas las acciones y políticas encaminadas a garantizar la igualdad real en la ciudad.