Espadas, relegado a un puesto de nueva creación

Estaba llamado a ser uno de los hombres fuertes en la nueva ejecutiva provincial de Verónica Pérez. Esperaba un respaldo fuerte del PSOE para disputarle la Alcaldía de Sevilla al popular Juan Ignacio Zoido, que en las pasadas elecciones municipales consiguió el mayor número de concejales en la historia democrática del Ayuntamiento hispalense. Sin embargo, el portavoz socialista Juan Espadas figurará en el organigrama provincial como coordinador metropolitano, un puesto de nueva creación que se aleja de la primera línea ejecutiva de la federación. Pérez configuró ayer un equipo continuista, heredado de la anterior etapa de Susana Díaz, y más reducido, pasando sus miembros de 64 a 47. El máximo responsable de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, continuará como presidente, al renunciar a presentarse a la secretaría general por expreso deseo de Díaz. Será el gran apoyo de Pérez en un partido en el que ésta apenas ha ostentado cargos de responsabilidad. También seguirá el diputado autonómico José Muñoz como secretario de Organización. La ejecutiva tiene un marcado carácter municipalista, puesto que se incluyen numerosos alcaldes de la provincia, como el del Viso del Alcor, Manuel García; la de Aznalcázar, Dolores Escalona; o el de Guillena, Lorenzo José Medina.

Pérez ha hecho un esfuerzo por integrar a los críticos, dando cabida en el equipo a Luis Ángel Hierro y los concejales de Alcalá de Guadaíra y La Rinconada Rafael Chacón y José Manuel Romero. Precisamente, los críticos con la dirección han marcado otras citas congresuales, mucho más agitadas que la vivida ayer. En el anterior cónclave, celebrado en julio de 2012, los críticos sumaron un 30 por ciento de la militancia. Entonces, aspiraban a la secretaría general Susana Díaz y el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones. La federación, igualmente, atravesó una de sus crisis más severas tras la dimisión de José Antonio Viera como secretario general en febrero de 2012, al no lograr imponer su lista para las elecciones autonómicas. Desde entonces y hasta julio, el partido estuvo regido por una gestora que presidió Manuel Gracia.