Andalucía

Con la llegada del verano, la ciudad de Córdoba abre su particular festival cinematográfico, salas de cine en plazas y patios patrimoniales para disfrutar del séptimo arte al aire libre.

Publicidad

Martín Cañuelo es, probablemente, el mayor empresario del mundo en materia de cines de verano al regentar «Esplendor Cinemas», que incluye cuatro de las salas más antiguas del país ubicadas en pleno corazón de la capital cordobesa. Cines de verano no quedan ya tantos, y quizá se han mantenido relegados a lugares con un clima caluroso, pero benigno de noche, como es el caso de Andalucía, Extremadura, Murcia, Italia o Grecia. «Esplendor Cinemas» mantiene viva la llama de una costumbre muy arraigada en el corazón y alma del cordobés medio. La de acudir en verano a un espacio con microclima propio a disfrutar de una película sin el corsé del silencio total impuesto, con la posibilidad de cenar y hasta comentar alguna escena. «No sé si son los más antiguos del país, porque a lo mejor en algún pueblo los hay con más años, pero el de más edad de los que tenemos es el Coliseo, de 1935», indica Cañuelo.