Actualidad

Juan Marín: «Nadie puede entender que aún no haya sentencia de los ERE»

“Si hay otro empresario que comete una barbaridad puede suceder otra alerta sanitaria. El sistema no es infalible”, señala el vicepresidente andaluz. Sobre el gasto en puticlubs de la Faffe: «Sinceramente, dudo de que nadie se hubiera enterado de que las cosas pasaban»

“Si hay otro empresario que comete una barbaridad puede suceder otra alerta sanitaria. El sistema no es infalible”, señala el vicepresidente andaluz. Sobre el gasto en puticlubs de la Faffe: «Sinceramente, dudo de que nadie se hubiera enterado de que las cosas pasaban»

Publicidad

Juan Marín (Sanlúcar de Barrameda, 1962) regresa de un viaje oficial por Chile y Argentina, buscando nuevos nichos de turistas ante la amenaza del Brexit.

El modelo turístico de Andalucía se ha dejado ir todos estos años porque el negocio andaba solo. ¿Hasta cuándo durará?

Cuando las cosas van bien no se reflexiona sobre ellas. No podemos esperar a que vaya mal, antes tenemos que buscarle soluciones de futuro.

Dividir competencias entre administraciones hemos visto que, como en el caso del brote de listeria, produce descoordinación.

Publicidad

En el caso de la sanidad pública hay una circunstancia anómala: tres ciudades tienen las competencias de la inspección sanitaria, cuando en el resto de Andalucía esas competencias recaen en la Administración autonómica.

¿Eso se va a cambiar?

Publicidad

Es lo que pretendemos, pero es cierto que los ayuntamientos no quieren ceder esas competencias –Granada estaba de acuerdo, pero Sevilla y Málaga no–. Es importante que se mantuviera solo bajo el paraguas del Servicio Andaluz de Salud (SAS), eso simplifica mucho la labor en cualquier alerta sanitaria que pueda surgir y nos permite poner todos los recursos de la Junta para cubrir esas necesidades.

En la gestión del caso, no se retiraron todos los productos cárnicos desde el primer momento.

Se retiró lo que la empresa declaró que había vendido.

Pero de una empresa que ha estafado no se pueden fiar la Junta ni el Ayuntamiento.

¿Y cómo averiguas tú lo que ha hecho en cuatro días? La alerta sanitaria se da el 15 de agosto y el mismo día se pone en conocimiento del Gobierno y la propia ministra dijo que se había actuado con total celeridad.

Tal y como funciona el sistema, ¿se puede repetir otro caso?

Publicidad

Si hay otro empresario que comete una barbaridad, un disparate, como este señor, pues claro que puede suceder. Pero en este y en cualquier otro punto de la geografía española, por no decirle europea. Justo en esos días hubo un brote de listeriosis también en Francia con productos lácteos. Algunas veces tenemos que saber dimensionar el problema. Aquí ha habido un empresario que ha cometido una serie de irregularidades y que por eso la jueza ha decretado su ingreso en prisión. A partir de ahí, ¿la Administración qué tiene que hacer? Pues detectar los puntos de posible contagio y actuar.

Se supone que consumimos productos que tienen sus registros sanitarios.

Estamos hablando de 50 millones de personas en España que todos los días consumimos productos y todos los días puede ocurrir algo. No sé, un pesticida que se le eche a una plantación, un caso de salmonelosis por un conducto de ventilación o que vayan a un restaurante y ese día se haya cortado la mayonesa. Eso ocurre porque no es infalible el sistema y las bacterias están ahí. Hay que tener los sistemas para que cuando eso ocurra, se actúe como lo ha hecho el SAS.

Para las empresas andaluzas hay ahora dos grandes preocupaciones: el Brexit y la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos. ¿Está recibiendo el apoyo suficiente del Gobierno?

No es una cuestión territorial.

No, pero van a afectar de manera muy significativa.

Si hablamos de turismo, Canarias y Baleares lo van a sufrir más, incluso Cataluña. Hablando en términos de exportación agroalimentaria, probablemente Andalucía lo sufra más porque tiene mayor volumen de exportaciones, pero tampoco podemos hacer un drama de esta circunstancia. Reino Unido va a salir mucho más perjudicado porque el 60% de sus exportaciones son a Europa; en Andalucía suponen un 5 o un 6% las exportaciones a este país. Si hablamos de un volumen entre turismo y agricultura de 40.000 millones, al hablar de un impacto de entre 500 y 1.500 millones habría que relativizar.

Da la sensación desde fuera, corríjame si no es así, de que el PP está en la primera línea y los consejeros de Cs se están quedando en una segunda línea. Al menos en cuanto a exposición mediática.

Yo no sé si tengo menos exposición mediática o no, desde luego mi trabajo lo hago. No llego a un acuerdo de Gobierno en función de mis comparecencias en los medios, lo hago según un programa político.

¿Pero está teniendo visibilidad lo que hace Cs?

Es que esto no es un Gobierno de dos, es un solo Gobierno.

En las elecciones son dos partidos, ¿el 10 de noviembre les va a repercutir?

Esas elecciones son nacionales, dentro de cuatro años veré si me ha repercutido o no. Ahora el 10 de noviembre el candidato se llama Albert Rivera, no se llama Juan Marín. Si yo estuviera mirando a las urnas al Gobierno andaluz no le iría tan bien.

Se ha producido un viraje en su partido, por parte de Albert Rivera, que ha ofrecido su apoyo a Pedro Sánchez. Y las encuestas coinciden en que Cs va a bajar.

Bueno, también en Andalucía íbamos a sacar cero diputados (en 2015) y sacamos nueve; o íbamos a sacar trece y fueron 21 en las últimas elecciones. Las encuestas son lo que son, estados de opinión en función del momento, la única encuesta real es la del 10 de noviembre a las ocho de la tarde. Y eso ha pasado en Andalucía, Susana Díaz pensaba que ganaba con mayoría absoluta el 2 de diciembre y está en la oposición.

¿Le puede pasar lo mismo a Sánchez?

Yo espero que sí. Nuestra posición no ha cambiado, nuestro socio preferente es el PP siempre, lo que también es cierto es que Albert Rivera, con buen criterio, se ha planteado que no se vuelva a producir una situación como la que estamos viviendo y pueda haber Gobierno después del 10-N.

Rivera ya firmó en 2016 un acuerdo con Sánchez para ser vicepresidente del Gobierno.

También se ofreció Pablo Iglesias para ser vicepresidente infinidad de veces. Siempre hemos hablado de programa, no de sillones. Y seguiremos haciendo lo mismo.

¿Que el bipartidismo suba es bueno o malo?

Yo creo que no va a subir el bipartidismo, pienso que no es bueno. Esto no es una cosa de dos, es una cosa de todos. Se ha demostrado que cuando el bipartidismo desaparece, en el caso de Andalucía, las cosas van mejor.

Vox ha dado el apoyo inicial a los Presupuestos del año 2020.

Ha dicho que no presenta enmienda a la totalidad y está negociando sus enmiendas. Y me parece razonable.

¿Qué concesiones le van a hacer?

Esa negociación de momento la está llevando a cabo el consejero de Hacienda porque lo primero las propuestas del Grupo Parlamentario de Vox son económicas y tienen que tener la posibilidad de encajar en los Presupuestos. Si eso no es posible, el consejero no nos va a trasladar el acuerdo al presidente y a mí.

Vuelven a depender los Presupuestos de Vox.

Sí, por supuesto. Dependemos de una mayoría parlamentaria. Aun a riesgo de que no salgan hemos sacado nuestras cuentas porque el Gobierno tiene que decirle a los ciudadanos hacia dónde quiere ir.

¿Y si no salen?

Si no salen se tendrán que prorrogar los Presupuestos que tenemos aprobados del 19.

Concesiones a Vox como el tema de la violencia intrafamiliar, ¿no dañan al Gobierno andaluz y los derechos ciudadanos?

¿Tener un teléfono más daña a alguien?

Ellos hablan de supresión y de que no se emplee el término violencia de género.

No, no, en absoluto, no se ha suprimido ningún teléfono ni ningún término, lo que se ha añadido es un teléfono más. Eso no puede ser una línea roja para no aprobar un presupuesto de 36.000 millones. Y derechos, que me diga alguien, por favor, qué derecho se ha limitado. Cuando tienes un proyecto político tienes que hacer propuestas y si no tienes la mayoría suficiente, habrá algunas propuestas que no podrás sacar. ¿O usted cree que yo he sacado todo mi proyecto político adelante?

¿Qué se le ha quedado fuera?

Reformas que afectan fundamentalmente a la regeneración democrática. Creo que tendríamos que articular una serie de reformas que de una vez por todas a los políticos nos sitúen a la misma altura que a los ciudadanos.

Para la comisión de investigación de la Faffe se ha pedido un listado de comparecientes muy amplio. Los tres últimos ex presidentes de la Junta podrían comparecer a unos días de las elecciones.

No sé el calendario cuál es.

¿No sabía el calendario?

No, se lo prometo. Se empiezan las comparecencias, pero eso puede durar dos o tres meses.

Claro, pero los ex presidentes estarían citados para el día 7 de noviembre.

Si lo acuerdan la mayoría de los grupos parlamentarios tendrán que ir. Creo que no hay ningún problema en dar explicaciones cuando uno no tiene nada que ocultar. Si tengo que ir yo, voy.

¿Cree que tienen algo que ocultar?

Pues no y por eso supongo que no tendrán problema en ir, digo yo. Se han usado fondos públicos para unos señores irse a los club de alterne y de fiestorra a costa de todos los andaluces. Si un director general de una consejería ha hecho eso, por encima de él tiene a unos representantes políticos.

¿Era posible que no se hubiera enterado nadie nada más quienes lo hacían?

Sinceramente, yo dudo de que nadie se hubiera enterado de que las cosas pasaban.

El lunes salió la sentencia del Procés, ¿me puede hacer una valoración?

Ya lo he dicho, las sentencias solo cabe respetarlas.

Eso es evidente.

Pero algunos no lo tienen tan evidente, si lo hicieran no se pondrían al frente de manifestaciones y le pedirían a los CDR y a los que están incendiando las calles de Cataluña que cesaran ya. No están en la cárcel por sus ideas políticas, están en la cárcel porque han malversado fondos públicos y además han llevado a cabo un delito de sedición. Ahora a algunos se les cae ese discurso de que son presos políticos. Lo único que cabe es que todos estemos alineados al lado del Gobierno y de la Justicia.

Otra sentencia que tiene que llegar es la de los ERE, se habla de final de mes.

La sentencia de los ERE tendría que haber llegado, según dijeron en diciembre, antes de marzo o abril.

El presidente del TSJA ha dicho esta semana que no podía asegurar la fecha.

Imagínese que la sentencia de los ERE sale el 7 de noviembre.

¿Qué pasaría?

Eso digo yo, ¿la culpa de quién es? ¿Esto es intencionado? No, mire usted, a la Justicia hay que dejarla trabajar, pero evidentemente tenemos una Justicia que es lenta. Los políticos no podemos estar todos los días comentando las sentencias judiciales o estableciendo un juicio previo a lo que pueda decir un juez. Eso es un error monumental de la clase política. El tema concreto de los ERE nadie puede entender cómo ocho años después no haya una sentencia.

¿Va a influir en la campaña?

Creo que la inmensa mayoría de estos casos están amortizados: los ERE, la formación, la Faffe... los ciudadanos ya lo han votado.