La atención primaria «cierra por vacaciones»

El 87% de los centros de salud de Córdoba no abrirá por las tardes y en Almería capital habrá sólo dos médicos desde las 22:00 horas

La mayoría de los centros de salud cerrarán por la tarde durante el verano
La mayoría de los centros de salud cerrarán por la tarde durante el verano

El 87% de los centros de salud de Córdoba no abrirá por las tardes y en Almería capital habrá sólo dos médicos desde las 22:00 horas.

Una atención primaria bien dotada evita episodios de colapso en los hospitales. Esta frase la repiten insistentemente los profesionales sanitarios. Sin embargo, en verano, cuando las sustituciones de médicos y enfermeros alcanzan niveles raquíticos, es cuando la sanidad pública andaluza muestra más síntomas de deterioro. El sindicato de enfermería Satse denunció ayer que un 87 por ciento de los centros de salud de Córdoba cerrarán por las tardes durante la época estival. La medida se hará efectiva de lunes a viernes y afectará a los centros sanitarios de Aeropuerto, Azahara, Higuerón, Encinarejo, Colón, Los Ángeles, Guadalquivir, Huerta de la Reina, La Marina, Trasierra, Levante, Santa Cruz, Villarrubia y Carlos Castilla del Pino. Tan sólo permanecerán abiertos de 15:00 a 20:00 horas los centros de salud de Alcolea, Fuensanta y Santa Rosa. Otra de las medidas es el cierre durante los sábados, que afectará al 60 por ciento de los centros de salud.

Según Satse, este cierre masivo obedece a la «obsesión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de ahorrar dinero a costa de detraer recursos y servicios en la atención primaria», sin olvidar que la medida «pone en jaque la accesibilidad del ciudadano a los centros sanitarios».

De esta manera, la central exige que «cesen inmediatamente los recortes» y que «no se castigue más a los pacientes con una sanidad cada vez más empobrecida y descapitalizada asistencialmente, carente de recursos y medios».

Una situación parecida se vivirá en Almería, donde Satse y el Sindicato Médico de la provincia (Simeal) alertaron de que el SAS ha confirmado el peor de los vaticinios: no se sustituirá a ningún médico ni enfermero en los centros de salud durante el verano. Simeal detalló que, por las mañanas, se pasará de 10 facultativos por cada centro a seis, «lo que supone que pasarán a diario por cada consulta entre 45 y 50 pacientes». Una cifra «descabellada» que «supone justo lo contrario de lo que queremos los profesionales, que llevamos años pidiendo diez minutos por cada paciente».

Este bajo índice de sustituciones implica, a juicio de la central, que desaparezcan los programas complementarios, por lo que la atención primaria «se centrará en la demanda en las consultas, las urgencias en horario de mañana y los pacientes que necesitan que acudan a sus domicilios». Teniendo en cuenta la escasa dotación que tendrán los dos centros de salud que abrirán en horario de tarde y noche en Almería capital –el Nicolás Salmerón y Bola Azul–, los 150.000 habitantes de la ciudad «tan sólo contarán con dos médicos a partir de las 22:00 horas», denuncia el sindicato.