La Cámara de Cuentas alaba los fondos de liquidez impulsados por el Gobierno

La Junta de Andalucía abonó a proveedores más de un millón y medio de facturas por casi 9.000 millones de euros gracias al dinero prestado por el Ministerio de Hacienda

El ministro Cristóbal Montoro, durante una visita a Sevilla
El ministro Cristóbal Montoro, durante una visita a Sevilla

La Junta de Andalucía abonó a proveedores más de un millón y medio de facturas por casi 9.000 millones de euros gracias al dinero prestado por el Ministerio de Hacienda

Los fondos de liquidez impulsados por el Ministerio de Hacienda han sido una de las medidas más eficaces puestas en marcha durante la época más difícil de la crisis económica y financiera. A esta opinión se ha sumado la Cámara de Cuentas de Andalucía en su último trabajo. En su informe sobre «Análisis de los mecanismos extraordinarios de apoyo a la liquidez a la comunidad autónoma de Andalucía» el órgano fiscalizador recuerda que «el contexto de 2012, marcado por una situación económica que originó una caída de ingresos de las comunidades autónomas y un incremento de sus necesidades de financiación, todo ello agravado por las restricciones en los mercados, motivó la puesta en marcha de los mecanismos extraordinarios de apoyo a la liquidez». Se refiere al Fondo para la financiación de los pagos a proveedores (FFPP) y el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). A juicio de los auditores «estos mecanismos extraordinarios de apoyo a la liquidez para hacer frente a deudas vencidas, liquidas y exigibles de proveedores han permitido a las comunidades autónomas transformar deuda comercial en deuda financiera a largo plazo».

Las cifras respaldan esta percepción. Señala el informe que «atendiendo al número de proveedores beneficiados por el pago de la deuda comercial, Andalucía se sitúa en segunda posición, con 9.941 y 25.741 proveedores de FLA y FFPP, y significaciones respectivas sobre el conjunto del 19,42% y del 38,38%. Le antecede la Comunidad Valenciana aunque muy parejo a ella. Le siguen a distancia Castilla-La Mancha y Cataluña con números similares de proveedores entre ambas».

En total, en Andalucía se han abonado a proveedores 1.520.360 facturas por un importe de 8.962,7 millones. El desglose es el siguiente: 4.953,9 millones, que suponen el 55,27 por ciento del total de pagos, proceden del FFPP.; y 4.008,7 millones restantes, representativos del 44,73 por ciento, se cargaron al FLA.

Hay un dato significativo que, en el caso de Andalucía alcanza más relevancia. El dinero prestado por el Gobierno central ha sostenido los servicios públicos esenciales. Con los mercados financieros cerrados, las autonomías no podían hacer frente a sus compromisos de pago más elementales. Así, según la finalidad del gasto, «el 68,80% abonado para el conjunto de comunidades autónomas se ha destinado a servicios fundamentales (sanidad, educación y servicios sociales) y el 31,20% restante a gastos e otra naturaleza. En el caso de Andalucía, estos porcentajes pasan a ser del 78,50% para los servicios fundamentales y del 21,50% para los restantes pagos».

También señala que «en el caso de las agencias públicas, los mayores pagos se han dado en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, cuyos pagos han ascendido a 806.049,90 millones de euros y tiene un 38,80% de representatividad sobre el total».

La Cámara lamenta que no se aclaran «la fecha en la que el proveedor ha realizado la prestación ni la fecha de emisión de la factura» aunque hay algunos que debieron entrar en registro en el año 2000.