La condena por agresión del candidato de Podemos no se ha recurrido en el TS

El candidato de Podemos y miembro del SAT, Andrés Bódalo
El candidato de Podemos y miembro del SAT, Andrés Bódalo

El sindicalista que partió en dos a la Comisión de Garantías de Podemos por su designación como «número uno» por Jaén en las listas del 20D, Andrés Bódalo, podría acabar entre rejas. La Audiencia Provincial de Jaén condenó al dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y concejal de Jaén en Común en la capital jiennense a la pena de tres años y medio de prisión y a una multa por un delito de atentado con la agravante de reincidencia contra el ex teniente de alcalde del PSOE en el municipio de Jódar, Juan Ibarra.

Bódalo siempre ha defendido que no protagonizó la agresión en 2012, sino que sólo intercedió para evitar males mayores. Tanto él como los cargos de Podemos que lo han respaldado, se agarraron a que la sentencia condenatoria no era firme y a que se había recurrido en casación al Tribunal Supremo (TS). Si bien, LA RAZÓN ha tenido acceso a un decreto de la Sala Segunda del Alto Tribunal, fechado el 22 de enero, en el que consta que tanto al candidato electoral del partido de Pablo Iglesias como a los otros tres condenados por la Audiencia se les ha pasado el plazo para comparecer ante la Sala, por lo que el TS ha declarado «desierto» el recurso y ha impuesto a los cuatro afectados el pago de las costas.

Bódalo admitió estar «muy preocupado» tras conocer lo que desde fuentes de Podemos atribuyeron a un «error» de la procuradora. Cuentan con 3 días para interponer un recurso de revisión contra el Decreto. De no prosperar, si se presenta, «podría ingresar en la cárcel en un par de meses», según fuentes judiciales.