Política

La desaceleración llega para quedarse

La economía crecerá un dos por ciento del PIB, una cifra «muy cercana a la de España y superior a la de la zona Euro»

El presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, y el responsable del Observatorio Económico de Andalucía, Francisco Ferraro (Foto: Manuel Olmedo)
El presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, y el responsable del Observatorio Económico de Andalucía, Francisco Ferraro (Foto: Manuel Olmedo)

El Observatorio Económico de Andalucía (OEA) estima que la economía de la comunidad autónoma seguirá en desaceleración durante 2019, aunque crecerá un dos por ciento del PIB, una cifra «muy cercana a la de España y superior a la de la zona Euro». Esto permitirá aumentar el nivel de empleo, pero con «menor intensidad que en 2018». En su informe señala que las perspectivas de la economía andaluza en el plazo de un año «no pueden ser muy diferentes a las de la economía española», aunque su «dotación factorial y su especialización productiva» puede marcar alguna diferencia. El aumento del salario mínimo tendrá un saldo «previsiblemente» peor que para el conjunto de España entre la caída de empleo en las empresas que no puedan soportar ese aumento de costes y el aumento de rentas salariales en las que apliquen la subida salarial.

Además, la especialización turística de Andalucía también tendrá un efecto ligeramente diferencial por las tendencias desaceleradoras de los principales países emisores europeos y la recuperación de la capacidad competitiva de otros países mediterráneos.

En el sector industrial y en las exportaciones pesará el precio internacional de las materias primas y de la energía por la especialización en estos sectores. Así, el Observatorio también menciona para la economía andaluza el menor impacto de la dinámica positiva de actividades tecnológicamente intensivas en innovación y conocimiento por su menor implantación empresarial en la región.

Teniendo en cuenta estos factores, el consumo privado seguirá siendo el principal soporte del crecimiento y también podrá continuar con un crecimiento diferencial la inversión inmobiliaria, mientras que la aportación de la inversión productiva y la pública al crecimiento se moderará, así como la de las exportaciones.

El Observatorio también destaca que los cambios en las políticas que se esperan del nuevo gobierno de la Junta de Andalucía no podrán modificar de forma sustantiva la desaceleración, ya que se trata de tendencias desaceleradoras del entorno europeo y español y por el esperable ajuste presupuestario, además de que estos cambios exigen periodos más amplios.

Respecto al crecimiento de la economía andaluza en el cuarto trimestre del pasado año, éste ha sido del 0,5 por ciento, dos décimas inferior a la estimada por el Instituto Nacional de Estadística para el PIB español. En el conjunto del año, el crecimiento del PIB de Andalucía se elevó al 2,4 por ciento, una décima inferior al de la economía española. La economía andaluza consiguió durante 2018 alcanzar el nivel del PIB que dejara atrás durante la Gran Recesión. Dicha recuperación se ha logrado por el incremento de la producción en prácticamente todos los sectores productivos.

Otro pronóstico eleva el crecimiento

La economía andaluza crecerá este año el 2,5 por ciento, dos décimas más que la media española, cuyo crecimiento será del 2,3 por ciento, según el último pronóstico del Centro de Predicción Económica (Ceprede). El avance de este organismo sobre el comportamiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2019 prevé que seis comunidades autónomas tengan un crecimiento superior al de la media nacional, con Murcia a la cabeza, con un crecimiento estimado del 2,8 por ciento.