Actualidad

La Guardia Civil avisó en junio de la situación que vivía el niño asesinado por su madre de Almería

En dicho documento se hacía constar las presuntas desatenciones y las "denuncias y contradenuncias"por parte de los padres de las que era objeto el menor

En dicho documento se hacía constar las presuntas desatenciones y las "denuncias y contradenuncias"por parte de los padres de las que era objeto el menor

Publicidad

La Guardia Civil remitió de oficio el pasado 14 de junio un informe en el que hacía constar la situación que estaba viviendo Sergio, el niño de 7 años presuntamente asesinado por su madre A.M.B.L., a la Fiscalía de Menores y a Servicios Sociales.

Según han trasladado fuentes cercanas al caso, en dicho informe se hacía constar las presuntas desatenciones y las "denuncias y contradenuncias"por parte de los padres de las que era objeto el menor.

Las fuentes consultadas han trasladado que la Guardia Civil actuó por iniciativa propia en este caso, sin que hubiese mediado una denuncia previa por alguna de las partes implicadas.

Fuentes de la Comandancia de Almería han confirmado la información publicada hoy por el diario 'Ideal', acerca de que el pasado 23 de septiembre el padre de Sergio presentó una denuncia por malos tratos hacia el niño por parte de su progenitora, que fue cursada y judicializada.

Publicidad

Por otro lado, fuentes judiciales indicaron que, debido a que presuntamente la muerte se habría producido en Huércal de Almería (Almería), a pesar de que A. M. B. L. fue detenida en Las Norias de Daza, en El Ejido, el juzgado que sigue la causa en este municipio se inhibirá en favor del Juzgado de Instrucción de Almería que corresponda por reparto.

El pasado sábado se decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para la madre de Sergio, que según los primeros indicios murió tras ser estrangulado.

Publicidad

El padre de Sergio obtuvo la custodia del menor días antes del fallecimiento del menor, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). La mujer presentó una denuncia contra su expareja y progenitor del niño, que fue incoada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería el 5 de abril de 2017.

Según el TSJA, la juez le concedió una orden de protección por indicios de un delito de maltrato ese mismo día. También se le concedió provisionalmente el uso de la vivienda y la guarda y custodia del menor.

Tras la instrucción de la causa, recayó en el Juzgado de lo Penal número 4 de Almería, órgano judicial en el que se dictó una sentencia absolutoria en febrero del 2019.

Por otro lado, en el ámbito civil, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer dictó una sentencia -tras el acuerdo de ambos progenitores- sobre las medidas de guardia y custodia.

En dicha sentencia, de 23 de enero del 2018, se concedía la guardia y custodia del menor a la madre con un régimen de visitas del padre.

El 6 de septiembre de 2019, el padre presentó una demanda de modificación de medidas en la que solicitaba que se le concediera a él la guarda y custodia del menor, al considerar que "la madre no estaba cuidando de forma diligente del mismo en asuntos como asistencia al centro escolar o comidas equilibradas".

Publicidad

El pasado 4 de octubre se celebró una vista en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería para dilucidar dicha demanda y tres días más tarde la magistrada acordó en una nueva sentencia que la guarda y custodia del menor se atribuyera al padre.

La resolución se encontraba en trámite de notificación, según señaló el TSJA.