La Junta dice ahora que hará «oposición desde el plano político» a la Ley de Costas

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal
El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal

Fiscal acuña la expresión después de que el TC rechazara el recurso de la Junta contra la norma

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha acuñado una nueva expresión para definir un dudoso concepto en torno a la Ley de Costas de 2013. El socialista afirmó ayer que el Gobierno andaluz «respeta» la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de rechazar su recurso contra la norma, que modificó la de 1988, si bien, avanzó que el Ejecutivo regional realizará «oposición desde el plano político» a una ley que considera «injusta».

El Constitucional no ha considerado que, como alegaba la Junta, la norma vulnere el régimen constitucional del dominio público marítimo-terrestre, las competencias autonómicas en materia de ordenación del territorio y urbanismo y publicidad o el principio constitucional de autonomía local.

«Cuando las sentencias nos son favorables decimos que las respetamos, y cuando no lo son también», sostuvo el consejero al respecto de esa decisión, si bien apostilló que harán oposición a una ley, dado que «evidentemente» en la Junta no pueden «estar satisfechos porque interpusimos un recurso de inconstitucionalidad contra esta ley en su día y no se nos ha dado la razón».

«A partir de ahora», añadió, al estar «disconformes con la ley», desde la Administración regional harán «oposición desde el plano político» a la misma, insistió, «ejerciendo con nuestras responsabilidades y competencias desde Andalucía», según aseveró.

A juicio de Fiscal, «si el Gobierno andaluz en materia ambiental tiene que pecar de algo, que sea en exceso, como en este caso», y en esa línea incidió en que «la reforma de la Ley de Costas viene a desproteger una gran superficie del litoral», y al no estar conformes, ejercerán «nuestro derecho». «Ya nos blindamos –recordó– aprobando el decreto de ordenación del litoral previendo que esto pudiera suceder».