La mujer, la cuñada y el hermano del ex número 2 del PSOE, a sueldo de los cursos

Los familiares de Rafael Velasco cobraron por 414 horas a 14 alumnos más de 15.000, 4.227,92 y 9.563 euros, respectivamente, a cargo de las ayudas

El ex dirigente del PSOE-A y ex diputado Rafael Velasco

Los familiares de Rafael Velasco cobraron por 414 horas a 14 alumnos más de 15.000, 4.227,92 y 9.563 euros, respectivamente, a cargo de las ayudas.

Cinco años después de su dimisión, aún colean datos de la salida de Rafael Velasco de la primera línea política, justo cuando los expedientes de los cursos siguen llegando a los grupos con cuentagotas. Aulacen SL, cuya administradora era la mujer de Velasco, consiguió en cuatro años 730.000 euros de los fondos de formación, lo que, pese a una negativa inicial, derivó en la dimisión del ex número 2 del PSOE-A, entonces hombre de confianza de Griñán. El PSOE-A anunció la renuncia motivada, dijo, por «una cacería política» que «ha puesto en riesgo a su familia, a su mujer y a su hijo». Sólo de los fondos de una de las ayudas –de casi 41.300 euros–, la mujer, la cuñada y el hermano de Rafael Velasco cobraron en nómina cerca de 24.000 euros.

Según la relación de gastos a la que accedió LA RAZÓN sobre la ayuda de 41.296,50 euros otorgada el 3 de diciembre de 2007, Aulacen Cinco, empresa fundada en Córdoba en 2005 y con Antonia Montilla, la mujer de Velasco, como administradora única, imputó, de un curso de 414 horas impartido a 14 alumnos entre el 10 de abril y el 15 de julio de 2008, el expediente codificado como 98/2007/J/0373, más de la mitad de la cuantía a «Sueldos u honorarios de los profesores», esto es, 23.908,50 euros de 41.296,50 euros de la ayuda. Todos los empleados en nómina eran familiares del matrimonio. La esposa de Rafael Velasco cobró 5.870,66 euros en abril de 2008 (de los que se imputaron al curso 2.390,85) y 9.563,16 euros en junio de ese año. Rafaela, la cuñada del ex dirigente socialista, cobró 4.227,92 euros (2.390 imputados al curso) en mayo de 2008 con la categoría de «auxiliar administrativa», con un salario base de 647,79 euros, 107,96 en «pagas extras» y un complemento de 3.801 euros. Pedro Velasco, hermano del dimitido diputado, facturó 9.563,64 euros el 30 de mayo de 2008 por las «estrategias de orientación, seguimiento formativo, diseño de pruebas de evaluación de las acciones formativas, sensibilización ambiental, innovación y actualización docente e inserción laboral y técnicas de búsqueda de empleo».

Aseguró ayer el ex presidente Chaves que «no sé si se podía pagar la luz» con el dinero de los fondos de formación. Precisamente, ayer se conoció que la esposa del ex número dos del PSOE andaluz cargó la factura de electricidad de su domicilio familiar a un curso de los que la Junta adjudicó a su academia. En las justificaciones, según El Mundo, se presenta, dentro de los documentos de liquidación, una factura de 187,4 euros con Aulacen Cinco como titular y domicilio en la avenida Arroyo del Moro de Córdoba, con un período de liquidación comprendido entre el 23 de abril y el 24 de junio de 2008, intervalo que coincide con la realización del curso subvencionado. Consta una segunda factura de Sevillana Endesa de 408,23 euros a nombre de Antonia Montilla y con domicilio en la vivienda que Rafael Velasco y su esposa tienen en la aldea de Quintana, en La Carlota (Córdoba), con fecha del 2 de julio de 2008 y, a diferencia de la factura anterior, sin referencia a la actividad económica, por lo que se trataría de un cliente doméstico. En la relación de gastos que presentó Aulacen Cinco, se cargan 233,11 euros (el 57,1%) de la factura a la subvención de la Junta. Además de las nóminas, el gasto en electricidad y cargos en fotocopias y material del curso, en el citado expediente, constarían dos documentos que señalan a Rafael Velasco. En uno, Antonia Montilla autoriza a su marido a «recoger y aceptar las propuestas de programas de los cursos de FPO de 2007-2008». En el segundo, Velasco, como «persona autorizada», acepta «la propuesta de programación relativa al expediente administrativo 98/2007/J/373 en base a la solicitud de participación en los programas de FPO de 2007». En esta fecha, Rafael Velasco era diputado en el Parlamento y era el secretario de Política institucional del PSOE-A.

Mar Moreno: «Los nubarrones en la formación son posteriores a mi salida»

La ex consejera de Educación Mar Moreno defendió durante su comparecencia en la comisión de investigación que durante el período en que estuvo al frente de la cartera –«cinco meses»– no se llegó siquiera a completar la transferencia de las competencias de la Formación Profesional Ocupacional desde Empleo.

Mar Moreno acudió al Parlamento «con ánimo de resolver dudas» y destacó que cuando Griñán la puso al frente de la Consejería y se quedó con la FPO, propuso «una secretaría general», al tratarse de una cartera «de las más grandes si no la que más» y «con gran carga política» también, en pleno recurso de la Lomce. Moreno aseguró que delegó en Jorge Cara –que ya compareció en la comisión– como «interlocutor directo» y en los funcionarios y reiteró que no llegó a tener «competencias efectivas», ya que el trasvase comienza el 3 de abril y ella fue cesada en septiembre. También fue preguntada por el nombramiento de la ex directora general de Formación Profesional, Autónomos y Programa para el Empleo Teresa Florido, cuñada de Ángel Ojeda, ex consejero andaluz y uno de los máximos adjudicatarios de ayudas. Moreno habló de un proceso «absolutamente en términos cien por cien legales». Según la ex consejera, Florido se dirigió a Cara para poner en marcha el proceso de avocación de competencias en los expedientes relacionados con Ojeda, algo que ya se había realizado cuando las competencias residían en Empleo. «Se extremaron las cautelas administrativas y con el cambio de las competencias a la Consejería de Educación se volvió a hacer. Supongo que sería necesario hacerlo», indicó. Moreno incidió en que estuvo «cinco meses» como «titular de la competencia pero no con la competencia al 100%». Cuando fue cesada, explicó, «aún se estaban trasladando competencias». «Apenas nos dio tiempo a hacer casi nada. Colaboramos en el traspaso parcial de la competencia», destacó. Moreno reconoció que el traslado de competencias «no es un cambio pacífico en ningún lugar de España», al tratarse la formación de una materia «dual» como es «la universidad», también entre Economía y Educación. «Según con quien se hable, hay partidarios de una consejería u otra. Cuando yo dejé de ser consejera, no había los nubarrones a los que se refiere», señaló, destacando que a su salida no había culminado ninguna fusión (documental, informática y contable). En cualquier caso, Griñán no le transmitió «intranquilidad» cuando la nombró.