La nueva juez de los ERE fijará un calendario de declaraciones en 15 días

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, en uno de sus recientes encuentros con Damián Álvarez

La juez de adscripción territorial Ana Rosa Curra asumirá la instrucción del caso sobre los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos de la Junta, debido a la baja por enfermedad de la magistrada Mercedes Alaya. Por su parte, el juez Rogelio Reyes instruirá la causa dirigida contra Manuel Ruiz de Lopera por presunto delito societario y apropiación indebida en su gestión al frente del Real Betis Balompié.

Así lo anunció ayer el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, tras mantener una reunión con ambos magistrados y con el secretario del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla para abordar la situación provocada por la prolongada ausencia de su titular, que cumple hoy cinco meses de baja por enfermedad.

En el encuentro mantenido con Ana Rosa Curra y Rogelio Reyes, éstos informaron al presidente del Alto Tribunal andaluz del reparto que han hecho de las «macrocausas» que instruye el juzgado, división de tareas que será trasladada por Del Río a la reunión de la Sala de Gobierno del TSJA de hoy, que será la encargada de aprobar oficialmente dicha distribución.

Los dos jueces de refuerzo se tendrán que repartir también otras causas abiertas como las supuestas irregularidades en la venta de los suelos de Mercasevilla y el delito societario cometido supuestamente también en la lonja. Si bien, en relación con estos procesos, de momento el presidente del TSJA les ha pedido un informe sobre el estado en el que se encuentran tanto estos casos como el resto de los que tramita el juzgado.

Según señaló Del Río, Curra y Reyes estudiarán durante los próximos 15 días las causas que han acordado instruir y, a partir de ahí, fijarán un calendario de declaraciones, tal y como ha solicitado en reiteradas ocasiones la Fiscalía Anticorrupción en lo referente a la causa de los ERE fraudulentos.

Cabe recordar que al último imputado al que Alaya tomó declaración en junio de 2012 fue al que fuera director general de Trabajo del Gobierno andaluz entre 2010 y ese mes, Daniel Alberto Rivera.

El TSJA no ha solicitado a la Junta la incorporación de funcionarios de refuerzo, lo que podría hacer en función de los informes solicitados por Del Río.