La presidenta insiste en Bruselas en la falta de inversión de Rajoy

Susana Díaz y el comisario Pierre Moscovici
Susana Díaz y el comisario Pierre Moscovici

La segunda jornada de la presidenta en Bruselas estuvo marcada por el anuncio de un nuevo arancel por parte de EE UU a las importaciones de aceitunas maduras procedentes de España de entre el 2,3% y el 7,2%, tras determinar que se venden por debajo de su precio de mercado por las subvenciones que recibe. La presidenta confió en que la coordinación entre Gobierno central, Administración andaluza y Comisión Europea permita una solución para el sector de la aceituna negra de mesa.

Díaz señaló que el consejero de Agricultura, Sánchez Haro, ha mantenido conversaciones con la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, para abordar la situación y se han emplazado a una reunión el 5 de diciembre. El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, anunció que el Gobierno «peleará» contra el arancel porque «no debe existir». La medida de EE UU pone en peligro dos millones de jornales andaluces en un sector compuesto por casi 300 empresas y unos 8.000 empleos, con un volumen de exportaciones de Andalucía a EE UU de 70 millones. «Nos estamos jugando mucho», indicó Díaz. Este asunto fue abordado el pasado martes en la reunión que Díaz mantuvo con la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, destacando que su disposición está siendo «total». La Comisión Europea consideró que «no hay razón para medidas antisubsidios». Díaz se reunió ayer con los comisarios Pierre Moscovici y Carlos Moedas para tratar los fondos europeos, el impacto del Brexit, el corredor ferroviario y acelerador de Granada, entre otros temas. Díaz insistió a Moscovici en el principio de adicionalidad, «cuyo incumplimiento por el Estado ha hecho que deje de percibir 7.500 millones€ de fondos de la UE».

Por su parte, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, invitó a la presidenta de la Junta a «pelear» en las instituciones europeas por el acceso a los Fondos de Solidaridad específicos para catástrofes con el fin de paliar en parte las pérdidas en la economía y el empleo por la situación de sequía extrema que sufre el campo. «El Gobierno andaluz tiene la obligación de prever una situación que puede ser catastrófica si continúa la ausencia de lluvias, como está ocurriendo», indicó durante su visita a Bruselas el líder del PP-A. Moreno instó a la Junta a «buscar esos fondos». «En la UE hay muchas oportunidades, y si se viene a trabajar y se logra una relación fluida se pueden hacer muchas cosas», añadió. Moreno exigió a Díaz «atención» y «rigor» con los asuntos europeos que, señaló, «la Junta toma con descuido». El PP-A echa en falta «más profesionalidad» de la Junta para «exprimir al máximo» las posibilidades que ofrece la UE. Para Moreno, «no tiene sentido» no reforzar el vínculo con la UE y mantener una delegación de la Junta en Madrid. Moreno se reunió ayer con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y con el portavoz de los eurodiputados españoles del PP en la UE, Esteban González Pons, en unos encuentros organizados por la eurodiputada andaluza del PP Teresa Jiménez Becerril. «La visita es más que oportuna, ya que es ahora cuando el futuro de la comunidad se está decidiendo», señaló Jiménez Becerril, que subrayó «la prioridad» del líder del PP-A por reforzar las relaciones de Andalucía con la Unión Europea.