La región cierra el semestre con 15.747 casos de víctimas de violencia machista

La Junta estudia acciones legales por la «contracampaña» difundida en las redes

La Junta estudia acciones legales por la «contracampaña» difundida en las redes

Más de 15.747 casos activos de mujeres víctimas de violencia de género en Andalucía, el 27% de los registrados en España, en seis meses. Pese al impacto de las cifras oficiales de la Delegación del Gobierno, el foco continuó centrado en la campaña de la Junta contra la violencia machista que presenta a mujeres sonrientes buscando evitar la victimización.

A los casi 15.750 casos activos se suman los 112.402 inactivados desde 2007; lo que asciende a 128.149 casos y 117.291 víctimas en Andalucía, un 23% del total nacional. Desde el inicio del año, la violencia machista ha acabado con la vida de seis mujeres en la comunidad: dos en Córdoba y en Málaga y una en Cádiz y Sevilla, respectivamente. Las víctimas del presente ejercicio suponen el 21,4% del total nacional. Hasta el 30 de junio se registraron 28 homicidios de mujeres y un menor; con casos aún abiertos en Ayamonte (Huelva) y Córdoba. Por su parte, en el primer trimestre el Servicio de Asistencia a las Víctimas en Andalucía realizó 2.405 actuaciones relacionadas con la violencia de género y otras 355 con la violencia doméstica. El 47,1% de las víctimas tenía entre 30 y 44 años y casi el 27% entre 18 y 29. El 44% estaba desempleada. Pese a la crudeza de las cifras, la oposición volvió a centrarse en las críticas a la campaña de la Junta que rechaza la victimización de las mujeres. El artículo 8.4 de la Ley andaluza contra la Violencia de Género, que contó el pasado año con el consenso de todos los grupos, aboga por mostrar «historias de superación, evitando la victimización de las mujeres». El pacto de Estado contra la violencia machista también recoge que las campañas «deben focalizarse en el rechazo al maltratador, y presentar ejemplos de mujeres fuertes y valientes» sin caer en «el cliché de víctimas». La Junta salió en defensa de la campaña, el primero el presidente Juanma Moreno. El Gobierno andaluz censuró que las críticas del PSOE y Adelante Andalucía pretenden «arañar un puñado» votos. La campaña en cuestión tiene un coste de 1,2 millones y se centra en «supervivientes» de los malos tratos. No obstante, la agencia de publicidad Conzeta aclaró ayer que las mujeres que aparecen no han sufrido realmente malos tratos y son actrices escogidas de un banco de datos, entre otros motivos, por su propia seguridad. Numerosos dirigentes socialistas han movido por las redes una «contracampaña» con la imagen de las mujeres trucada, con golpes y heridas de sangre. La Junta estudia acciones legales.