Los mayores como «prioridad» y la apuesta por la colaboración público-privada

El presidente inaugura una residencia en Lanjarón en su primer acto institucional en Granada

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante el acto de inauguración de la residencia municipal de mayores de Lanjarón / Foto: La Razón

El presidente inaugura una residencia en Lanjarón en su primer acto institucional en Granada

El maltrato de mayores no es un fenómeno social nuevo pero resulta complicado sacarlo a la luz. Se trata de delitos cometidos sin testigos, generalmente, con únicamente pruebas periféricas. Además, las víctimas no tienen habitualmente autonomía y dependen física y emocionalmente de sus cuidadores, que, en muchas ocasiones, también son sus agresores. La Fiscalía habla del riesgo de «una absoluta impunidad en bolsas ocultas de maltrato» al amparo del trinomio mayor-maltratado-vulnerable. Según informó el Consejo de Gobierno de la Junta, e informó LA RAZÓN, en toda la región se registraron 3.396 casos de abusos a mayores. La soledad es otro de los grandes males que sufren los mayores. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, destacó ayer la aportación de las personas mayores como «activos del presente y del futuro de Andalucía» y aseguró que este colectivo será una prioridad para la nueva Administración autonómica. Moreno inauguró en Lanjarón (en su primera visita institucional a Granada) la residencia para mayores Lanjarón Salud, que ofertará 80 plazas para dependientes.

Según el Instituto Nacional de Estadística, a 1 enero de 2015 Andalucía tenía una población mayor de 65 años de 1.369.259 personas, esto es, un 16,3 % de la población total (8.388.107 personas). Aunque dicho porcentaje es menor a la media española, siendo Andalucía una de las comunidades con menor porcentaje de personas de edad igual o superior a los 65 años (sólo por detrás de Ceuta, Melilla, Murcia, Canarias e Islas Baleares), al ser la comunidad con mayor población de España, también es la que alberga el mayor número de mayores en términos absolutos.

El presidente recorrió distintos espacios de este centro de mayores, de titularidad municipal y gestión privada, que definió como un ejemplo de la colaboración entre administraciones, abogando por impulsar la colaboración público-privada. Moreno recordó la demanda en la comarca de instalaciones de este tipo y aseguró que el objetivo es promover esta colaboración públicoprivada. La previsión es que las plazas del centro estén concertadas en su totalidad para que puedan beneficiarse de ellas «personas sin recursos», según Moreno. «Nuestra generación actual se debe al esfuerzo y compromiso de nuestros mayores, una generación que se ha dejado la piel y con la que la sociedad tiene una deuda de gratitud permanente», indicó el presidente. Moreno reconoció que, sin la contribución de las personas de más edad, «la crisis se habría llevado por delante a muchas familias», por lo que les trasladó el reconocimiento del Gobierno andaluz y les pidió que sigan «trabajando por el futuro». «Necesitamos de vuestra experiencia, de vuestro saber, os necesitamos en el día a día», solicitó el presidente. Moreno valoró el nuevo centro como «referente» en la provincia de Granada tanto para los mayores de Lanjarón como de otros municipios próximos. Junto a ello, destacó que desempeñará un doble fin, tanto por lo que respecta a la creación de empleo y dinamización económica de la zona como de labor social. De hecho, la residencia generará 50 empleos directos cuando esté a pleno rendimiento, más otros 20 indirectos. El proyecto de construcción, equipamiento y gestión de este espacio se adjudicó a la UTE Avistag-Vialterra Infraestructuras. Las nuevas instalaciones se suman a la oferta ya disponible en la zona, donde también existen centros residenciales en Órgiva, Ugíjar, Almegíjar y Nevada. Órgiva también cuenta con un centro de día, municipio que además dispone de centro de participación activa, junto a Soportújar, Ugíjar, Nevada y Albondón.