Málaga y Sevilla se posicionan a favor de Sáenz de Santamaría

El presidente del PP-A controla, en gran parte, cinco provincias. Córdoba y la dividida Jaén irían con Cospedal, al igual que el influyente Zoido

El presidente del PP-A controla, en gran parte, cinco provincias. Córdoba y la dividida Jaén irían con Cospedal, al igual que el influyente Zoido

Aparcadas las caras de póker posteriores a la moción de censura contra Rajoy, cada provincia comienza a mostrar sus cartas una vez conocidos los candidatos (y después de que Feijóo diera un paso al lado). El presidente del PP-A, Juanma Moreno, controla, al menos en parte, cinco de las ocho provincias andaluzas y apuesta a las claras por Soraya Sáenz de Santamaría. Córdoba, con el ex secretario de Estado José Antonio Nieto y Jaén (aunque sea un territorio intrínsecamente dividido) con Fernández de Moya irán con María Dolores de Cospedal. Granada es duda, aunque con tendencia por la ex vicepresidenta. Luego está el «zoidismo», que es una corriente que oficialmente no existe, «eppur si muove». La influencia del ex ministro como primer jinete del «cospedalismo» junto a otros afines como José Luis Sanz, el candidato de María Dolores de Cospedal al liderazgo del PP-A, no es menospreciable y tiene capacidad para armar una corriente crítica en la región. El «factor Arenas» también será clave en las primarias. El vicesecretario del PP para asuntos territoriales conserva una gran ascendencia en Andalucía, principalmente en territorios como Sevilla, Almería o Cádiz, Antonio Sanz mediante; y el enfrentamiento con Cospedal une, en este caso, los intereses del histórico presidente del PP-A con los del actual.

El PP de Málaga expresó ayer su apoyo a la candidatura que lidera la ex vicepresidenta primera del Gobierno de Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, a presidir el PP, argumentando que es una persona «solvente, de gran formación, y conocimiento del partido». El presidente provincial de la formación, Elías Bendodo, dijo al respecto haber consultado su posicionamiento a los presidentes locales «y de forma amplísima me dieron ese nombre».

Bendodo, a quien Sáenz de Santamaría respaldó en su toma de posesión como presidente de la Diputación Provincial en junio de 2011, añadió que ésta «conoce bien la provincia» de Málaga. Según el dirigente popular «es de una generación joven», que se suma al resto de candidatos de los que dijo «todos son solventes, con experiencia de gestión». Bendodo valoró el proceso de primarias para resaltar que el PP «se está adaptando a los tiempos actuales, donde se reclaman partidos más abiertos, transparentes y participativos». «Este proceso yo lo alabo y va a enriquecer el partido», afirmó, para apuntar que «la calidad de los candidatos va hacer que este proceso se desarrolle perfectamente y el partido salga reforzado». Por último, quiso resaltar «el ejemplo» dado por el el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, de quien dijo «se va como un señor y demuestra que hay vida más allá de la política».

En la misma línea, la diputada por el PP de Málaga Celia Villalobos se posicionó ayer del lado de Sáenz de Santamaría al aplaudir su «su capacidad de aunar voluntades», traducida en el hecho de que «ha unido a los ministros en torno a un proyecto común». La ex alcaldesa de Málaga subrayó que el PP es una formación «profundamente fuerte y potente» y que, recordó, «ha ganado las elecciones una y otra vez». «Vamos a seguir estando, porque queremos seguir estando», señaló.

Por su parte, la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, mostró su apoyo a la «ilusionante» candidatura de Soraya Saénz de Santamaría, que representa el «trabajo, el esfuerzo y el cariño por España y por el PP». «Estoy convencida de que todos los candidatos son válidos, si bien veo a Santamaría no sólo como presidenta del PP sino como una excelente presidenta del Gobierno», manifestó. «Representa la unidad y la responsabilidad y aúna todas las sensibilidades que como partido nos representan», subrayó, añadiendo que su trabajo y su experiencia a lo largo de todos estos años la avalan.

El envés del PP de Sevilla lo representa el ex ministro Juan Ignacio Zoido, quien manifestó ayer desde Almería, donde se reunió con representantes provinciales –«Eppur si muove»– su apoyo a Cospedal, quien «representa la dignidad y sobre todo los valores del PP», destacando su «sólida preparación» profesional así como su «capacidad de gobierno» demostrada al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha.