Moreno promete unas cuentas para 2020 «reformistas» que devuelvan los servicios «arrebatados» por el PSOE-A

Afea a Susana Díaz que negara el saludo al consejero de Hacienda tras aprobarse los Presupuestos

El presidente de la Junta, Juanma Moreno / EFE
El presidente de la Junta, Juanma Moreno / EFE

Afea a Susana Díaz que negara el saludo al consejero de Hacienda tras aprobarse los Presupuestos

El líder del PP-A y presidente de la Junta, Juanma Moreno, lanzó «un nuevo reto» al consejero de Hacienda, Juan Bravo, para que los Presupuestos de 2020 que se deben elaborar sean «reformistas, que consoliden el crecimiento económico y que nos devuelvan los servicios públicos que nos arrebató la Administración socialista anterior» además de que estén «dialogados y consensuados» por el conjunto de fuerzas políticas y por la sociedad andaluza. El presidente andaluz defendió ayer en Carmona las cuentas de 2019, que son «del cambio y también del diálogo», lo que contrapuso «al ruido, a la bronca, a la mala educación, la falta de respeto a las instituciones y a los votantes» de otros partidos. Aludió a la bronca del final del debate presupuestario. Moreno recordó que él siempre había saludado a la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, a pesar de no estar de acuerdo con las cuentas y de que no les aceptaran enmiendas, ya que «eso es educación, y tiene que estar por encima de las siglas políticas». «Cuidemos las formas, cuidemos los estilos, cuidemos todo lo que hay que cuidar», manifestó sin nombrar a Díaz.

Subrayó que «ya han cambiado las cosas», aceptando más de medio centenar de enmiendas de todos los grupos de la oposición después de que en cinco años de Gobierno de Susana Díaz no se incorporara ni una medida de las 2.700 propuestas. «Esa es la fotografía de la política socialista del rodillo», criticó Moreno, quien resaltó que en «muchas ocasiones» se pudo ver todo el panel de votaciones «de verde esperanza», con enmiendas aprobadas por unanimidad de todos los grupos. Aunque dijo que le habría gustado aceptar más enmiendas del PSOE-A, lamentó que presentaran muchas «que no se pueden aceptar», para «elevar la presión fiscal a los andaluces en 1.100 millones» o recuperar el impuesto de Sucesiones, por ejemplo.

Valoró el trabajo del consejero de Hacienda al «cuadrar el círculo», con la subida de las partidas para sanidad, educación o servicios sociales mientras se bajan impuestos, y también garantizó que el Gobierno andaluz será cumplidor con los objetivos de déficit que marque el Ejecutivo central. Además, agradeció la labor del consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, que estuvo «en la sombra, donde se mueve muy bien, en el sigilo de las negociaciones». «Estos presupuestos cortan de raíz los recortes de tantos años del PSOE», indicó Moreno, quien cree que están demostrando que se pueden hacer «las cosas mejor» y que hay un Gobierno con «tenacidad y ambición»