Moreno viajará a Bruselas para «amortiguar» los efectos del Brexit

El presidente pide a Susana Díaz que se sume a un gran pacto por la educación y le ofrece «datos reales» porque «miente» cuando dice que se han reducido líneas en los centros

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno /Foto: EFE
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno /Foto: EFE

El presidente pide a Susana Díaz que se sume a un gran pacto por la educación y le ofrece «datos reales» porque «miente» cuando dice que se han reducido líneas en los centros

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, viajará a Bruselas el 7 y 8 de octubre para trabajar con las autoridades europeas en intentar evitar «lo máximo posible» el impacto en la comunidad de un hipotético Brexit duro. Moreno anunció en el Parlamento que en ese viaje tratará «entre otros muchos temas» el asunto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que es algo que «preocupa» a la Junta y para lo que, «a diferencia de otros», se están tomando medidas y están «a pie de obra para amortiguar el golpe». Moreno respondió en el Pleno del Parlamento a una pregunta de Ciudadanos sobre el proceso electoral en España, y advirtió de las negativas consecuencias de la «pugna electoral constante» porque implica «más parálisis, más incertidumbre y más falta de credibilidad en las instituciones».

El presidente criticó el «fracaso personal» de Pedro Sánchez por no lograr un acuerdo para su investidura como presidente del Gobierno y recordó que en Andalucía, con una situación similar tras las elecciones, el Partido Popular y Ciudadanos llegaron a un acuerdo de gobierno y ahora es un «referente en España».

En su intervención, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Sergio Romero, aseguró que «Andalucía no se va a quedar en modo pausa» porque haya elecciones en España el 10 de noviembre y afirmó, además, que «ahora más que nunca es tiempo de que los andaluces comprueben que los políticos no son todos iguales». Romero contrapuso las «460 medidas adoptadas en 35 semanas que lleva en el cargo el Gobierno andaluz frente a las cero del Ejecutivo de Pedro Sánchez en cinco meses de siesta» y subrayó que esto «sí le tendría que quitar el sueño».

También arremetió contra «el cuento chino» de Sánchez desde las pasadas elecciones generales de abril en el que la «moraleja de las negociaciones, contraofertas, filtraciones y propaganda era una voladura controlada desde dentro; una farsa, un timo y un relato vacío» porque su único interés era repetir las elecciones.

En el cara a cara con la jefa de la oposición, Moreno le pidió que su partido se sume a un gran pacto por la educación y le ofreció además tener acceso a los datos educativos «reales» porque está «faltando a la verdad» cuando denuncia que ha habido una reducción de líneas en centros o que la ratio de alumnos por aulas ha aumentado. Susana Díaz le preguntó si tiene intención de proteger la educación pública en Andalucía: «Si no lo va a hacer, ni nos busque ni nos mire», le dijo. También pidió a Moreno que diga si va a dar una solución a las 73 mujeres que trabajaban en escuelas infantiles y que se han quedado sin empleo.

Acto seguido, el presidente preguntó por qué cuando era presidenta de la Junta no solucionó el problema de esas 73 mujeres –que estuvieron presentes durante el Pleno del Parlamento–, cuando en el año 2016 hubo un informe de la Intervención alertando de la situación de «irregularidad» que había en los centros en los que trabajaban.

Agregó que el consejero de Educación, Juan José Imbroda, ya ha mantenido reuniones y está tratando de buscar una solución que sea estable y legal para estas trabajadoras, y «no una chapuza administrativa» como hizo el anterior gobierno del PSOE-A. «Estamos cansados de arreglar chapuzas administrativas porque los damnificados son los ciudadanos», dijo Moreno a Díaz, a la que pidió «menos cinismo».

Moreno insistió en preguntar a Díaz por qué no asumió su responsabilidad cuando era presidenta a la hora de resolver los problemas educativos que ahora se ha encontrado su Gobierno. En su opinión, falta «de interés, de capacidad y de eficacia» en la gestión por parte del anterior Ejecutivo han provocado «graves errores en materia de gestión educativa». También defendió que su Gobierno está haciendo un trabajo de diagnóstico de la educación porque «se necesita un cambio profundo».