«Ni en primera línea ni en segunda ni en tercera de la Junta hay un alto cargo almeriense»

Luis Rogelio Rguez, Comendador, alcalde de Almería, dice el Google Maps que se tardan 3 horas y 52 minutos en llegar de Sevilla a Almería, ¿cuántas reivindicaciones se han perdido en el camino?

–¡Santa María!, muchímas, han sido muchas las veces que hemos hecho el camino de vuelta con la mochila vacía.

–¿Lo ve como un agravio?

–En general hay falta de colaboración de quienes gobiernan. Somos la provincia que más PIB aporta a la comunidad y sin embargo no recibimos, no en comparación con lo que aportamos, que por supuesto que no, pero tampoco lo que en justicia nos correspondería. Y lo que nos llega, lo hace tarde. Esto significa que los esfuerzos desde casa siempre son mayores. Siempre se dice desde Sevilla que estamos muy lejos, y nosotros estamos donde tenemos que estar, está claro.

–Esta queja, de todas formas, no se lo va a creer pero todos los alcaldes de capitales la tienen.

–Es una realidad. Cuando hay proyectos en marcha desde hace años y no cumplidos, cuando hay absoluta falta de inversión por parte del Gobierno de la comunidad año tras año, eso no es una sensación, es una realidad que está ahí para el que la quiera ver.

–¿Qué tendrían si hubiera no ya un consejero, como pedían, sino un presidente almeriense?

–Todos creemos que si hubiera habido algún consejero de la provincia el conocimiento de la misma, el trato y la posibilidad de contacto hubiera sido más fluido. Y siempre con alguien conocido aunque no sea de tu misma línea pues tienes mayor afinidad. En este caso es que ni en primera línea, ni en segunda línea, ni en tercera línea hay ningún alto cargo de la provincia. Entonces parece que es un desprecio absoluto hacia la valía de los propios paisanos, al margen de cualquier ideología.

–Se está especulando con que el vuelo a Almería pudiera suspenderse por motivos burocráticos. ¿Qué supondría esa interrupción?

–Volver a lo de antes: utilizar el coche o el tren, que tarda cinco horas y media y no parece razonable que eso ocurra, sobre todo cuando por parte de la Junta no se ha enviado el documento firmado por la consejera solicitando el compromiso al Ministerio de Fomento. Son pequeños detalles que hacen que esos cuatrocientos kilómetros de distancia que hay se acrecienten.

–La Junta mantiene que lo envió...

–No, no, no, no, yo estuve con la ministra y no hay ninguna carta firmada por la consejera. Hay una del director general pero sin el compromiso específico porque no querían afirmar que iban a suprimir vuelos.

–¿De qué forma se rentabilizan esos 2,6 millones que se invertirán en 2014?

–Es un vuelo que tiene una buena ocupación, excepto los fines de semana que podría suprimirse y no pasaría nada, pero entre lunes y viernes es razonable porque es una conexión de 40 minutos que lleva una ocupación por encima del 50-60 por ciento. Sería más esfuerzo y número de horas para conseguir el mismo objetivo.

–¿Qué es lo que más preocupa al ciudadano en un barrio como La Chanca?

–Bueno, pues que llevamos mucho tiempo también esperando para realizar actuaciones, cosas que al final son inversiones que mejoran la calidad de vida del barrio. Y actuaciones que está realizando el Ayuntamiento por falta de capacidad de la Junta como unas viviendas para realojados, lo estamos haciendo a pulmón. Es algo que no es razonable pero nos toca.

–Hace unas semanas asaltaron allí una parroquia de Cáritas, que ha comprometido la labor social.

–Nosotros tenemos una colaboración muy directa y estamos pendientes de ellos permanentemente. pero siempre hay desalmados que pueden llegar a ese extremo.

–¿Cómo ha evolucionado la situación de las familias?

–Bueno, hay una situación de paro importante, como en todos lados, pero la ventaja de Almería es que la agricultura sigue tirando del carro y eso hace que se note menos. Pero hay mucha gente con mucha necesidad.

–¿Hay más personas que han desviado su actividad hacia la agricultura?

–Sí, se han ido inmigrantes, lógicamente, y hay almerienses que se han incorporado a esa actividad que habían dejado hace tiempo porque la situación es la que es y hay que intentar sacarla para adelante como se pueda.

–Una buena noticia para acabar el año: abre el Museo de la Guitarra.

–Sí, uno de nuestros paisanos, Antonio de Torres, y Gerundino Fernández son los padres de la guitarra clásica y realmente tenemos un espacio cultural dedicado a esto, que va a ser el único en España y tendrá un atractivo especial.

–¿Qué pieza única hay que merezca la pena el viaje?

–Habrá exposiciones de instrumentos, un recorrido virtual por la historia, en fin... Hay que venir a verlo porque si lo explico yo todo, al final no vale.

–Dígame una promesa incumplida desde su primera legislatura.

–Pues teníamos una que aparcamos por el tema de la crisis que era hacer una actuación general en la carretera de Ronda, que íbamos a desviar el tráfico por abajo para hacer un bulevar. Eso con un coste de alrededor de 25 millones de euros se ha quedado en «stand-by», aparcado hasta que haya posibilidades de ponerlo en marcha.

–¿El AVE es una prioridad?

–Sí, sí, sigue siendo una prioridad pero las circunstancias están como están. En la reunión con la ministra creemos que ya habrá obras de nuevo a partir del año que viene y lógicamente tendrá que llegar primero a Murcia. Si a finales de 2015 llega allí, echaremos el cuarto a espadas para poder acercarlo a Almería.

–¿De qué está más orgulloso?

–Del cambio que ha experimentado y del sentimiento de orgullo que tenemos de vivir aquí.

–¿Qué «Gordo» le tendría que tocar a la ciudad?

–Le tiene que tocar el Gordo que signifique que hemos acabado con el paro en la ciudad.

–¿En qué cifra está?

–En el 30%, y eso es una barbaridad. Teníamos un 7% en el año 2004, ¡el 7! y estamos en el treinta...