Política

Nuevos propósitos

Pedro Sánchez y Susana Díaz, dos de los protagonistas del año / Foto: Manuel Olmedo
Pedro Sánchez y Susana Díaz, dos de los protagonistas del año / Foto: Manuel Olmedo

Se va un año y viene otro. Y siempre que finaliza un ciclo, hacemos resumen y balance de todo lo acontecido en el año que ya finaliza. Este 2018 que ya termina, estuvo marcado por la moción de censura de Pedro Sánchez, un Presidente que mira de reojo a los independentistas, tratando de alejarse de una nueva convocatoria de elecciones. Pero el verdadero vuelco electoral, con un resultado sorprendente e incluso inesperado, ha tenido lugar, sin lugar a dudas, en nuestra comunidad andaluza. «Se acabó el cortijo», se escuchó decir. Frente al movimiento de los «indignados» que trataron de promulgar los partidos de izquierda, liderados por Pablo Iglesias, surge un nuevo sentimiento por lo nacional. Una ilusión por defender los valores que nacen de nuestra historia, de la cultura española. Vox ya toma posiciones para las próximas municipales, con el punto de mira puesto en unas no muy lejanas elecciones nacionales. La polémica de los másters y las dimisiones de algunos políticos, también marcaron de alguna manera el calendario. En lo deportivo, el hecho más destacable fue la marcha de Julen Lopetegui de la Selección Nacional, en pleno Mundial de Rusia. Una jugada que no salió nada bien para ninguna de las partes, tras la posterior destitución del técnico vasco del Real Madrid. Podríamos seguir haciendo resumen y balance de otras muchas cosas. Pero con el final de año, vienen también los nuevos propósitos. Para ello, debemos ser realistas, no proponer metas demasiado ambiciosas y asumir los posibles tropiezos. Y el deseo de que, desde la tolerancia, nos podamos comprender todos de la mejor manera posible. Respeto y diálogo, ante todo. Y educación. Y desde esta columna, desearos un feliz año a todos los lectores de La Razón.