Otro intento de desmantelar el sevillano hospital de El Tomillar

Empleados del hospital protestan en la puerta del centro
Empleados del hospital protestan en la puerta del centro

El personal del hospital de El Tomillar de Sevilla –un centro que da cobertura a 16 municipios, alrededor de 400.000 personas, y supone un alivio para evitar el colapso del hospital de Valme– regresa a las movilizaciones contra los intentos de «desmantelamiento» gradual del centro. A pesar de las reiteradas promesas de la gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur, María Dolores Alguacil, de que ningún trabajador iba a ser desplazado fuera del hospital y ninguno de los servicios básicos iba a ser recortado o desmantelado, «ahora se pretende desmantelar parcialmente el servicio de Farmacia, que tiene repercusión en todo el hospital; por ejemplo, en el servicio de medicina interna». Según CC OO, la directora «no sólo se afana en recortar, sino que ha mentido gravemente a los sindicatos, ya que en una reunión se comprometía a no afectar ningún otro servicio como consecuencia del traslado del servicio de Oncología».

«Este Área de Gestión Sanitaria cuenta para este año con un recorte en el capítulo de personal de cerca de 2 millones, sobre los recortes que se vienen aplicando en estos últimos años», recalca la central sindical. Estos ajustes están motivando que los profesionales «estén ya al límite de sus posibilidades para poder desarrollar su actividad con calidad, la precariedad es absoluta».

Por otro parte, el Satse de Andalucía ha reclamado al SAS la convocatoria de forma urgente de la Mesa Sectorial de Sanidad para abordar materias «inaplazables», como la regulación de la jornada o la supresión de los contratos basura. Satse considera que tras cerrarse la renovación de cargos en el SAS, con el nombramiento de Celia Gómez como directora general de Profesionales, «no existen excusas».