Peinetas y mantoncillos para mantener activos a los mayores gracias al baile

Pese a sus 83 años, Concha se ha levantado hoy con la ilusión de una chiquilla que quiere mostrar a sus compañeros sus habilidades en el baile por sevillanas, adquiridas gracias a los talleres a los que acude semanalmente en el centro de mayores de Utrera (Sevilla)

Ataviada con su traje de flamenca y sus mejores adornos ha acompañado a varios centenares de personas mayores que hoy han sido protagonistas de la jornada de ocio diseñada para los usuarios de los centros de participación activa de pueblos y barrios en Sevilla.

Además de otras actividades, estos centros ofrecen talleres de baile por sevillanas, la gran ilusión de Concha, una actividad que les proporciona beneficios lúdicos, pero también de hábitos de vida saludables, ya que este baile favorece la actividad de un colectivo formado por unas 700 personas que participan a diario en los centros gestionados por la Junta de Andalucía.

Farolillos, peinetas, mantones y hasta unas botellas de manzanilla preparados para que los mayores que han acudido hoy en Sevilla al I Certamen de Sevillanas de los centros de participación activa se sientan durante dos días como si recorrieran las calles del Real de la Feria sevillana.

Vecinos de San José de la Rinconada, La Algaba, Carmona, Écija, Utrera o Triana, entre otros, se han dado cita en el certamen "Un cielo de farolillos"para celebrar al ritmo de seguidillas y sevillanas este primer concurso.

Las personas mayores son una parte activa de la sociedad, que además de ayudar a sus familias "haciendo que Andalucía sea lo que es", participan activamente en "tener una vida más feliz", según la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en funciones, María José Sánchez Rubio.

Para la Junta de Andalucía se trata de una actividad que promueve la participación en la etapa de la jubilación y apuesta por los 168 Centros de Participación Activa que se ubican por toda la geografía andaluza, donde se encuentran aproximadamente 540.000 personas asociadas.

La provincia de Sevilla cuenta con 32 centros en los que hay inscritos en torno a 86.600 personas.

"El baile es una de las mejores medicinas para prolongar nuestra vida de forma alegre y saludable, así como una de las formas más divertidas de prevenir problemas de salud", tal y como ha apuntado Sánchez Rubio.

Además de tratarse de una actividad física que favorece el estilo de vida saludable, promueve que los mayores pasen un rato en compañía al reunirse con los amigos y compartir sus vivencias.

Es el caso de Concha, una vecina de Utrera que a pesar de sus 83 años sigue asistiendo cada semana a clases de baile, asegura que ella "desde chiquitita"siempre ha querido bailar sevillanas y no quiere morirse sin bailar esta danza popular.

A pesar de su edad, Concha asegura que asistirá un año más a la feria a lucir el traje de flamenca que su cuñada le ha confeccionado para la ocasión, aunque mientras tanto lo usará para bailar con su profesor y compañero de baile, Francisco.

La Junta de Andalucía cuenta con centros de participación activa donde se realizan múltiples actividades como bailes, clases de informática, pintura o memoria, entre otros, para fomentar el envejecimiento activo entre las personas mayores.

En 2013, la Unión Europea consideró Andalucía como destino de referencia para el envejecimiento activo, donde se realizan programas específicos para fomentar el bienestar social e individual de las personas mayores.