Planas y el alcalde de Jun insisten en pedir «igualdad» en el proceso

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los dos aspirantes a pelearle la silla de la Secretaría General del PSOE-A a Susana Díaz, el consejero Luis Planas y el Alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, mostraron ayer, aunque cada uno con mayor o menor intensidad, sus reticencias al modo de convocar las primarias. Tal es así, que el regidor de la localidad granadina puso de relieve que las «normas del juego» se han cambiado «sobre la marcha» al tiempo que anunciaba un recurso judicial de la convocatoria. Según él, es ahora, tras el visto bueno del Comité Federal, cuando debe darse por iniciado el proceso de primarias, ya que éste es el único órgano, según los estatutos del PSOE, que puede autorizarlo y no el Comité Director.

En cuanto a la búsqueda de avales, señaló que se encuentra a tan sólo 873 para lograr el 15% necesario para poder ser candidato. Una cifra «difícil» de alcanzar antes del miércoles a las 20:00 horas, cuando acabe el plazo para presentarlos. «Necesitaría una semana más», dijo tras lamentar que los avales por internet no sirvan.

Por su parte, Planas quiso dejar claro que acepta las reglas del juego pero pidió que «se interprete la Ley para favorecer la máxima participación de todos los militantes en este proceso de discusión y de decisión». Tras señalar que Andalucía necesita «gente experta», aseguró que el proceso tiene dos fases, una en la que se presentan los avales y otra con «una candidatura y de voto en urna». Un momento lógico, pues «sin urnas no hay primarias», explicó el consejero tras manifestar que es necesario poder llegar a los 45.000 militantes andaluces, de modo que pidió medios electrónicos y postales, un censo e «igualdad de juego y condiciones» entre los candidatos.