Rajoy abre la puerta a más inversiones para la comunidad

El presidente del Gobierno, que convocará el Consejo de Política Fiscal, ofrece a Susana Díaz un encuentro entre el ministro y el consejero de Fomento para abordar modificaciones en los PGE Presupuesto

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno, que convocará el Consejo de Política Fiscal, ofrece a Susana Díaz un encuentro entre el ministro y el consejero de Fomento para abordar modificaciones en los PGE Presupuesto

La exégesis es el arte que interpreta las señales que nos ofrece la realidad. Rafael Azcona, que pasaba por un misántropo encantador y dibujaba guiones de la vida, dejó dicho al director Marco Ferrari dónde radica el misterio de la existencia. La cuestión última es saber cuánto aire cabe en un globo. Si se llena poco, aparece la frustración. Si se llena mucho, el estallido. Mariano Rajoy, del que dicen que gana en las distancias cortas, tiene un doctorado en crisis económicas después de 7 años en el Gobierno en pleno crack mundial. Susana Díaz, que posee un evidente don de gentes innato, cambió este año las recepciones de los miércoles de Feria por un encuentro en La Moncloa en el que arrancó al presidente del Gobierno el compromiso de convocar de manera «inmediata» el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para abordar la reforma del modelo de financiación autonómica y un próximo encuentro entre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el consejero del ramo, Felipe López, para intentar alcanzar algún acuerdo en materia de inversiones en Andalucía y trasladarlo después al Proyecto de Ley de Presupuestos y realizar, si fuera posible, una «modificación» en los mismos. Todo ello en un contexto de enroque del PSOE para la aprobación de los Presupuestos. «Vengo como presidenta de Andalucía y a ello me circunscribo. La posición del partido la marca su secretario general», señaló. «Todo lo grande está en medio de la tempestad», sostenía Heidegger.

Susana Díaz planteó a Rajoy las «carencias» en materia de inversiones que han marcado los últimos Presupuestos Generales del Estado, incluido el proyecto de 2018, que fija una inversión por habitante en Andalucía casi 42 euros por debajo de la media. La presidenta andaluza explicó que «el recorte brutal de las inversiones sigue siendo la tónica en las dos últimas legislaturas» y apuntó la caída del 37% de las inversiones en el último presupuesto aprobado por el Gobierno central. En el proyecto de 2018, Díaz subrayó que el incremento de inversiones con respecto al anterior se corresponde realmente con un buque de acción marítima que «se contabiliza como inversión», lo que puede «distorsionar». Además, la presidenta destacó que, de los 2.000 millones necesarios para infraestructuras ferroviarias en Andalucía, solo se presupuestan 140 millones, con inversiones escasas para obras tan importantes como la «vital» conexión Algeciras-Bobadilla o los trenes a Granada, Huelva o Almería.

Mariano Rajoy se ha comprometido con Susana Díaz a que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, mantenga una reunión bilateral con el consejero, Felipe López, para abordar las modificaciones necesarias en el presupuesto. Díaz señaló que Andalucía plantea todas estas peticiones tanto en financiación autonómica como en materia de inversiones desde el punto de vista de una comunidad «cumplidora», que se ha ajustado a los objetivos de déficit público, que cuenta con un endeudamiento por debajo de la media, que exporta productos por valor de 58.000 euros cada minuto y que pretende «salir a los mercados» para financiarse y abandonar progresivamente el Fondo de Liquidez Autonómica.

Susana Díaz insistió en que Andalucía «no quiere ser más que nadie pero tampoco va a permitir estar por debajo de la media». En estos momentos, según la presidenta de la Junta, los andaluces están 42 euros por debajo de diferencia. Según trasladó a Rajoy, la media de las comunidades autónomas está en torno a 217,5 euros por habitante y año y en Andalucía la cifra es de 176,2 euros. Susana Díaz lamentó el «tajo» en las inversiones. Díaz expresó su satisfacción por los compromisos alcanzados y su voluntad de acuerdo y entendimiento. La presidenta andaluza también señaló que es una «buena noticia» que se abra el espacio de diálogo en el que las comunidades puedan «trabajar y diseñar nuevo modelo de financiación» y reivindicó un «trato justo y equitativo en las inversiones públicas». Esta semana, el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya explicó en Sevilla que sólo las modificaciones en el IRPF recogidas en el proyecto de Presupuestos benefician a más de 530.000 andaluces, con un ahorro medio de 440 euros.

Díaz expuso a Rajoy el acuerdo sobre financiación autonómica alcanzado en el Parlamento andaluz por la «inmensa mayoría» de los diputados –101 de 109, todos salvo Cs– y que cuenta también con el respaldo del «tejido económico y social de Andalucía», desde sindicatos a patronal, universidades, tercer sector u organizaciones agrarias, que «avalaban la necesidad de que Andalucía dejara de estar infrafinanciada». Según la presidenta andaluza, la región, con el modelo que aprobó el Ejecutivo de Zapatero y avaló el PSOE-A, ha perdido más de 5.522 millones en los siete años de aplicación, por su financiación por debajo de la media, y por ello ha dejado de crecer 6,2 puntos del PIB en ese periodo y ha dejado de crear 200.000 empleos. Además, señaló, 220.000 andaluces se quedan fuera del sistema por el cálculo de la población ajustada.

«Andalucía necesita crecer a más velocidad y crear más empleo» y se ve «lastrada por la mala financiación y la falta de inversiones en los Presupuestos Generales del Estado», indicó la presidenta andaluza. Susana Díaz enfatizó la necesidad de que el nuevo modelo garantice la prestación de los servicios públicos fundamentales y al mismo tiempo permita el crecimiento económico. La máxima que emparenta los programas electorales, los presupuestos autonómicos y hasta los guiones cinematográficos y que Azcona resumía citando a Samuel Johnson: «Todo aquel que escriba una línea sin haber dinero de por medio es un insensato». La reunión de Fomento, en la que se dilucide si «el globo» de las inversiones está suficientemente lleno, en vista de los plazos de los Presupuestos, se antoja inminente.