«Se han puesto las bases para el cambio de más de 30 años de socialismo»

Elías Bendodo, ayer
Elías Bendodo, ayer

El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo y portavoz de la formación política en Andalucía, celebró ayer que la provincia malagueña es la que «más crece y más votos aporta» a la victoria del PP andaluz con un crecimiento del 13,5 por ciento sobre los resultados de los comicios de diciembre. En este sentido, agradeció los 30.000 votos que sumó la formación respecto a esa cita precedente e incidió en que «hemos logrado el apoyo de 252.000 malagueños, con casi 55.000 votos de diferencia respecto al PSOE, 112.000 votos respecto a Podemos y 130.00 votos respecto a Ciudadanos».

Según el también presidente de la Diputación Provincial, «el PP vuelve a ser la fuerza favorita de los ciudadanos».

Es por ello por lo que expresó su convencimiento de que el pasado domingo «se pusieron las bases, lo cimientos, para el cambio de más de 30 años de socialismo en Andalucía, y Málaga fue clave, aportando un 25 por ciento de los 130.000 votos nuevos que hicieron esta victoria posible».

Para el dirigente popular, «este crecimiento del PP malagueño ha tenido mucho que ver en la victoria obtenida por los populares en España»; no en vano, apuntó que «con 14 escaños más y un incremento de casi 5 puntos, volvemos a ser la opción más votada seis meses después».

Por su parte, el secretario general del PSOE en Málaga, Miguel Ángel Heredia, y candidato número 1 en la lista a la Cámara Baja, atribuyó los resultados que mantienen a su partido con tres diputados a la «intransigencia de la izquierda radical y sus líneas rojas» para lamentar que “la mayoría de derechas haya reforzado su fuerza en el Congreso.

Según Heredia, «Rajoy tiene hoy más diputados porque Pablo Iglesias no quiso que los suyos votaran a Pedro Sánchez» en un escenario que consideró provocado ante su convencimiento de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, «votó de la mano del PP y forzó nuevas elecciones».

Alberto Montero, admitió que los resultados electorales suponen “una derrota para todas las fuerzas políticas que querían cambiar este país”.

El diputado, a quien acompañará la malagueña Eva García Sempere en el Congreso, afirmó que las urnas han dado respuesta a “una campaña de polarización del PP a la que se ha sumado el PSOE”.

Finalmente Ciudadanos, formación política que mantiene dos diputados en la Cámara Baja pero pierde en torno a doce mil votos en la provincia, valoró que sea ésta la “tercera provincia española con mejores resultados para Ciudadanos”.

La candidata número uno al congreso por Málaga Irene Rivera, calificó el resultado como “una gran noticia porque, a pesar de la abstención y la ley electoral, se demuestra que el centro democrático ha venido para quedarse”.

A este respecto, garantizó que los dos diputados malagueños desarrollarán el compromiso de “trabajar duro para conseguir que los autónomos tengan el apoyo que se merecen para que puedan crear empleo y acrecentar el marchamo de calidad del turismo”.