Se vendieron 5.500 entradas para una fiesta con un aforo para 940 personas en Granada

La Fiscalía investiga de oficio la organización de la «Copea de Farmacia», que no tenía permiso municipal

La Razón
La RazónLa Razón

Granada- El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha pedido a la Fiscalía que investigue de oficio la organización de la «macrofiesta» que tuvo que ser desalojada en el establecimiento conocido como «hotel Alcano», en las inmediaciones de la A-92, y está recabando la información necesaria para trasladársela. Mientras, la Policía Nacional ya ha presentado ante el juzgado una denuncia por la agresión a cinco agentes que integraban el dispositivo de desalojo por parte de cuatro jóvenes de entre 21 y 32 años, dos españoles, un argentino y un italiano, que ya han quedado en libertad con cargos por los delitos de atentado a la autoridad y riña tumultuaria.

Pérez hizo un «llamamiento a la responsabilidad» para que este tipo de eventos no se celebren sin tener en cuenta las condiciones necesarias de seguridad. Y es que la organización no tenía el permiso del Ayuntamiento de Granada para la fiesta en el hotel, que congregó a unas 6.000 personas pese a contar con un aforo para 940.

Ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil tenían conocimiento de que iba a tener lugar esta fiesta, convocada a través de las redes sociales por un grupo de estudiantes de la Facultad de Farmacia para obtener fondos para sufragar el viaje de fin de curso, que contaron para la organización con una empresa intermediaria.

Fue sólo cuando los jóvenes comenzaron a cruzar por «decenas» la autovía A-92 cuando la Guardia Civil tuvo que actuar. También la Policía se personó en el lugar a consecuencia de la denuncia por ruidos de los vecinos.

En el hotel se contabilizaron 4.000 personas, y otras 2.000 en los exteriores. De hecho, según los datos recogidos por la Policía Local, se llegaron a vender «a un precio nada módico» un total de 5.500 entradas. No consta que hubiera menores entre los asistentes a la fiesta, que contaba con un dispositivo de seguridad integrado por un total de 10 vigilantes privados y 22 auxiliares. La fiesta estaba organizada bajo el nombre de «Copea de Farmacia» en el «hotel Alcano» junto a la A-92. El desalojó concluyó sobre las 2:30 horas del domingo y la Policía procedió a levantar actas de sanción a los organizadores.