Susana Díaz pincha en hueso con Podemos y Ciudadanos

Ni siquiera se ponen de acuerdo sobre el reparto en la Mesa del Parlamento

El secretario de organización de Podemos, Sergio Pascual (d) y el economista Manuel Garí, tras la primera reunión mantenida hoy en Sevilla con el PSOE
El secretario de organización de Podemos, Sergio Pascual (d) y el economista Manuel Garí, tras la primera reunión mantenida hoy en Sevilla con el PSOE

Segunda jornada de reuniones bilaterales del PSOE con Podemos y Ciudadanos de cara a la constitución mañana del Parlamento de la X legislatura andaluza con el mismo resultado: matices pintados pero sin acuerdos. Los encuentros de las delegaciones se centraron en lo urgente: en la formación de la Mesa de la Cámara regional, dejando de fondo la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta. Se da por hecho que no la logrará en una primera vuelta, que se celebrará en torno al 30 de abril, lastrada por el «nudo gordiano» de la corrupción, entre otros pesos de la herencia partidaria propia.

El PSOE, que consiguió 47 escaños el 22-M, sostiene que le corresponden tres de los siete miembros de la Mesa, uno de los cuales ocuparía la Presidencia. El PP, con una bancada de 33, reclama dos por la proporcionalidad de los votos arañados, la misma por la que al resto de formaciones le tocarían uno a cada una, excepto a IULV-CA. Si bien el reglamento parlamentario fija que no se puede quedar fuera del órgano de gobierno de la Cámara ningún partido con representación en la misma, con lo que las cuentas no salen.

Buena parte de los esfuerzos de ayer se centraron en explicar por qué no se avanza. Para el secretario nacional de Organización de Podemos, Sergio Pascual, es fácil: los socialistas se han enrocado en «posiciones maximalistas», por lo que calificó de «decepcionantes» los nuevos contactos. La formación que lidera Pablo Iglesias aboga por que, si no hay consenso, cada grupo vote a su candidato en la Mesa y considera que una de las tres vicepresidencias que existen debería ser para ellos. En cuanto a la investidura, la posición sigue siendo «no». Insisten en sus condiciones y el PSOE no acaba de comprometerse a asumirlas. En ese contexto, la apreciación del tono de la cita de ayer del aún portavoz parlamentario socialista, Mario Jiménez, fue opuesta a la de los representantes de Podemos. Llegó a aseverar que era evidente que ya «no hay líneas rojas».

Tras los «podemistas», le tocó el turno a Ciudadanos. Su vicesecretario general, José Manuel Villegas, insistió en que tienen intención de sumarse a «un pacto amplio» de la Mesa, pero reconoció que «no ha cuajado todavía». Si no se produce «in extremis», C’s, como Podemos, votará a sus candidatos «para la Vicepresidencia y Secretaría». No lo presentará a la Presidencia al entender que «ésta le corresponde al partido más votado», es decir, al PSOE. Pero dirá no a la investidura de Díaz. Villegas cree lógico que el PSOE lidere «estas conversaciones» tras ganar las elecciones, pero «a lo que no le da derecho su mayoría, puesto que no es absoluta, es a que todos nos pleguemos de entrada a sus solicitudes. Vamos a mantener nuestros requisitos ante cualquier negociación», advirtió.

Cerró las valoraciones Jiménez, quien subrayó «la voluntad de acuerdo» de C’s, pero se centró pronto en el PP, al que lanzó un toque de atención. «Nos preocupa –dijo– que esté en una actitud que no responde a la tónica general de estos años y que ha preservado siempre la constitución del Parlamento y a la Mesa de la confrontación». «Podemos no tiene esa trayectoria, pero el PP sí», deslizó. Por ello, su partido volverá a «contactar» con los populares para «intentar que recapaciten», y que no cedan, dado que no puede hacerlo «quien no tiene», disparó. Ahora bien, los socialistas «no renunciarán» a la Presidencia de la Cámara ni a su cuota de tres. ¿A qué estarían dispuestos? A dejar paso a otro en la Vicepresidencia o en la Secretaría primera que, «de partida», son suyas por los sufragios sumados.

Y, al final, después de días de conversaciones, no hay pactos.

Contactos infructuosos

C’ s exige las cabezas de Chaves y Griñán

El partido de Albert Rivera y Juan Marín marcó como condición un acuerdo contra la corrupción que incluía que Chaves y Griñán entregaran sus actas

Podemos pide un tijeretazo de altos cargos

Pretenden que el PSOE exija sus actas a Chaves y Griñán, que la Junta recorte en altos cargos y asesores y que deje de trabajar con entidades bancarias que desahucian

Qué apoyos necesita Susana Díaz

- Apoyo de 55 diputados El PSOE tiene 47. Necesita el voto a favor de 8 más. Eso está descartado.

- Abstención de 16 Para que los «noes» no superen a los «síes», 16 deben abstenerse.

- Podemos no le vale Podemos sólo tiene 15. Necesita otro grupo. El Parlamento tiene 109.

- El PP es clave O Ciudadanos o IU se suman a Podemos, o Díaz está en manos del PP.