Andalucía

«Un solo enfermero no puede atender a 16 pacientes en una planta hospitalaria»

Satse, la primera fuerza sindical en sanidad, lamenta que los políticos «se aprovechan de nuestra vocación»

Satse, la primera fuerza sindical en sanidad, lamenta que los políticos «se aprovechan de nuestra vocación»

Publicidad

Con un total de 278 representantes en las juntas de personal y el 29 por ciento de representación en la mesa sectorial, Satse se sitúa como primera fuerza del sector sanitario tras las elecciones sindicales celebradas recientemente. Una posición que da a la central todavía más empuje a la hora de reivindicar mejoras para los enfermeros, un colectivo que lleva en su ADN la lucha por cambiar sus condiciones laborales y que éstas redunden en una mejor atención a los pacientes. El secretario general autonómico del sindicato, José Sánchez, asegura a LA RAZÓN que los profesionales «nos han dado una gran responsabilidad». Satse ha obtenido 87 delegados más que la segunda fuerza, el Sindicato Médico. «Nosotros nos tenemos que movilizar más» porque los facultativos «lo tienen casi todo ganado», subraya, no sin antes recordar la dura batalla que han librado para conseguir su reconocimiento profesional. «Pasamos del típico practicante a los ATS (Ayudantes Técnicos Sanitarios) y nos costó muchos años ser diplomados». La enfermería reclama su reconocimiento como grupo profesional A1, puesto que ostenta el A2. «Peleamos por el sitio que nos corresponde, ni más ni menos. La enfermería reivindica más protagonismo porque somos mayoría y estamos 24 horas al pie de la cama del enfermo», sostiene Sánchez.

Sobre el nuevo Gobierno de la Junta, el responsable sindical sostiene que «nos está dando una de cal y otra de arena». Valora positivamente que el consejero, Jesús Aguirre, sea médico y la viceconsejera, Catalina García, enfermera. «Se le da a la enfermería una relevancia que los anteriores gobiernos no le habían dado». Sin embargo, critica que el responsable de la nueva Dirección General de Cuidados sea un educador social. «Puede ser muy competente en su trabajo, pero creemos que al frente de este área debe estar un enfermero. Además, viene de la privada».

Como reivindicación prioritaria, Sánchez señala la adecuación de las plantillas a las ratios española y europea de enfermeros por pacientes. «Un enfermero no puede atender a 16 pacientes en una planta hospitalaria», lamenta. En este sentido, Satse ha venido recogiendo firmas para que el Congreso debata una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que busca garantizar por ley este cupo. Actualmente, Europa cuenta con una media de 8,8 enfermeros por cada 1.000 habitantes, frente a los 4,13 de Andalucía. «Pedimos más profesionales para que los cuidados que reciba la población sean de excelencia». Según un estudio del sindicato, se necesitarían 23.199 profesionales más en la sanidad pública, 19.104 en los hospitales y 4.095 en la atención primaria. Junto a ello, recuerda el compromiso del presidente de la Junta, Juanma Moreno, de equiparar los suelos a la media española. «Los profesionales del País Vasco cobran 600 o 700 euros más, pero al menos queremos llegar a la media».

En la pasada legislatura creció el descontento de profesionales y pacientes por el progresivo deterioro de la sanidad pública, lo que se tradujo en manifestaciones y constantes denuncias de sindicatos y pacientes. Sánchez reconoce que esta circunstancia influyó en las elecciones autonómicas, produciéndose el cambio de Gobierno. «Para cualquier ciudadano la salud es fundamental, es decir, que si tengo un problema me lo solucionen». La anterior presidenta de la Junta, Susana Díaz, defendía machaconamente que la sanidad pública era la «joya de la corona» de la Administración. Una expresión que comparte Sánchez, pero es así porque «tiene unos profesionales para quitarse el sombrero». Médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares que «se dejan la piel» en lo que hacen. «Los políticos se han aprovechado de que tenemos una profesión muy vocacional. Pensamos que tenemos delante a nuestro padre y lo cuidamos lo mejor que podemos».

Publicidad

En cuanto a las Ofertas Públicas de Empleo, Satse valora el esfuerzo del anterior Gobierno por la consolidación, aunque señala que la demora en la resolución de los procesos selectivos supone un «lastre» para los profesionales. Sánchez recuerda que todavía no están resueltas las convocatorias de 2013-2015. En relación a la de 2016, esta semana estaba previsto el inicio para la subida de méritos, pero finalmente se ha aplazado hasta el 2 de abril. En Educación «se hacen los exámenes en junio y en agosto ya se conocen las adjudicaciones».