Una ex consejera de la Junta recolocada cobra más de 12.500 euros por vivienda

Begoña Álvarez percibe esa indemnización y una retribución anual de 64.063 como miembro del Consejo Consultivo

Begoña Álvarez fue consejera de Justicia de la Junta de Andalucía
Begoña Álvarez fue consejera de Justicia de la Junta de Andalucía

Begoña Álvarez percibe esa indemnización y una retribución anual de 64.063 como miembro del Consejo Consultivo

Que quienes han sido consejeros andaluces acaben recolocados en entes de la órbita de la Junta es habitual. Que altos cargos de ésta cobren indemnizaciones por vivienda tampoco es inusual. Y en el caso de la ex titular de Justicia más Administración Pública entre abril de 2009 y marzo de 2010, Begoña Álvarez, se entrelazan ambas posibilidades.

En la actualidad forma parte del Consejo Consultivo de la comunidad como consejera electiva con dedicación exclusiva, por lo que su nombramiento se produjo por decreto del Consejo de Gobierno del Ejecutivo regional y está integrada en el pleno de la institución, en la comisión permanente, así como «en las secciones que correspondan» y «en las ponencias» ordinarias o especiales para las que «sea designada», según se explica en la página web del propio Consultivo. Es en ella donde también se puede acceder a una tabla en la que se recogen las retribuciones salariales fijadas para este ejercicio de los altos cargos del Consejo, rastreable bajo la pestaña rotulada como «Transparencia». De acuerdo con ella, Álvarez debe percibir este año 64.062,84 euros, como el resto del grupo de consejeros electivos con dedicación exclusiva.

Si bien, la ex consejera de la Junta es la única, según la información que se puede consultar en el mismo sitio web mencionado, a la que se le abona una indemnización de carácter mensual por vivienda. ¿A cuánto asciende ésta? A un global de 1.048,46 euros al mes, que multiplicado por los doce que contiene el ejercicio, supondrán 12.581,52 euros, que si los sumamos a los 64.062,84 de su salario anual, arrojan un total de 76.644,36 euros. Esta cifra es superior a lo asignado a la presidenta del Gobierno autonómico, la socialista Susana Díaz, que pasa por un importe íntegro de 64.446,36 euros, en una Administración pública regional en la que los altos cargos no pueden cobrar por ley más que ella. Y lo que acumule la ex responsable de Justicia será también mayor a lo que reciba en 2017 el presidente del órgano superior consultivo de la comunidad al que pertenece, Juan Cano Bueso, que según la tabla examinada por LA RAZÓN, se elevará hasta los 65.090,88 euros.

Más allá de Álvarez, los últimos ejemplos de casos de ex miembros de consejos de gobiernos andaluces que han encontrado acomodo tras sus ceses se han producido hace algunas semanas, en concreto tras promover Díaz cambios en su gabinete después de perder las primarias para adjudicar la Secretaría General del PSOE y ver frustrado su intento de saltar a Madrid. El ex consejero Aquilino Alonso pasó de capitanear Salud a ser director gerente de la Agencia Andaluza de la Energía y la ex titular de Agricultura María del Carmen Ortiz recaló en la presidencia de la Autoridad Portuaria de Almería. Por su parte, la ex máxima dirigente de la Consejería de Educación Adelaida de la Calle, departamento que, junto al de Salud, tuvo que sacarse de encima como alfileres en su etapa múltiples protestas en las calles motivadas por los recortes; ha acabado en la presidencia de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA). Y, por último, el ex titular de Empleo, Empresa y Comercio José Sánchez Maldonado tomó posesión como nuevo rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) tras dejar su sillón en San Telmo a principios de junio.

Por lo que respecta a las indemnizaciones por vivienda, este periódico ya puso el foco en que no sólo se pagan a los consejeros, sino que hasta otros 44 directivos contaban con poder disfrutar de ese plus cada mes, con cantidades que oscilaban entre los 415 y los 1.358 euros, a la luz de lo anotado en el portal de transparencia de la Junta y con los datos actualizados a 31 del pasado marzo. Los sueldos de estos directivos están por encima de la media de la población andaluza y algunos de ellos poseen un nada desdeñable patrimonio inmobiliario que llega, en el extremo, hasta los cuatro pisos e incluso edificios enteros.