Zoido se despide ante alcaldes del PP y confirma que su relevo «se acerca»

Admite que «en los próximos días» se cerrará el candidato: todo apunta a José Luis Sanz

Zoido es aplaudido tras su discurso en el que anunció su marcha
Zoido es aplaudido tras su discurso en el que anunció su marcha

Sevilla- El periplo de Juan Ignacio Zoido al frente del PP andaluz llega a su fin. Él mismo lo admitió ayer durante su intervención ante el Consejo de Alcaldes de su partido. Su relevo «está cerca» y «en los próximos días vamos a tomar juntos decisiones con responsabilidad que van a marcar el presente y el futuro y que nos van a llevar al relevo, a la victoria y al Gobierno de la Junta de Andalucía», aseguró.

La hoja de ruta del PP en Andalucía ya está decidida. Sólo falta ponerle fecha y cara a las palabras de Zoido. Este periódico informó ayer que el anuncio del candidato se producirá a finales de la semana que viene. En cuanto al nombre, a la espera de la confirmación oficial que debe venir desde Génova, todo apunta a que el nuevo líder del PP-A será José Luis Sanz, actual secretario general.

La previsible llegada de Sanz a la presidencia y su designación como candidato a las elecciones autonómicas no está siendo fácil. El propio Zoido, en lo que se intuye como un mensaje a los integrantes de su partido, reclamó «ayuda en esta última etapa». No todos los barones provinciales apoyan al actual «número dos» del partido y contemplarían con más entusiasmo otro candidato. Como María Dolores de Cospedal –a la que Rajoy le encargó que gestionara el relevo en Andalucía– aún no ha hecho oficial la decisión, algunos presidentes provinciales se aferran a que aún hay margen para estudiar otras alternativas.

La realidad es que en Génova se ha instalado el convencimiento de que es necesario un impulso del partido en Andalucía. Cospedal teme un afianzamiento de Díaz, que este fin de semana está experimentando un nuevo baño de multitudes. Por eso se acelera el proceso.

La decisión llevará aparejada cambios en la estructura del partido que surgió tras el Congreso de julio de 2012 en Granada. Sanz ha formado parte de ella, pero tendrá que moldearla a su medida si finalmente es el elegido. Son etapas distintas. El actual presidente del PP-A admitió que tras la marcha de Arenas, su labor era transición: «Por vosotros y por lo que significa la responsabilidad de tener un partido ganador he capitaneado este barco y lo seguiré capitaneando hasta que llegue el momento de darle el timón a quien todos decidamos», dijo Zoido a sus compañeros. Ahora, la nueva dirección que se elija deberá centrarse en ganar las elecciones municipales, generales y autonómicas en la comunidad en un contexto de desgaste del PP en España.

Zoido, por su parte, se centrará en la Alcaldía de Sevilla. «En 2006 di un paso adelante y me comprometí con Sevilla con una única fecha de caducidad, la que pongan los sevillanos. Sé que entendéis que quiero ser alcalde y mi compromiso es intocable», zanjó.