Antolín Sanz abre la puerta a cambios en la Ley electoral y convoca a la unidad

El secretario general del PP en el Senado no descarta, tampoco, adaptar la Constitución

El presidente del PP de Ávila y secretario del Grupo Popular en el Senado, Antolín Sanz, antes de intervenir
El presidente del PP de Ávila y secretario del Grupo Popular en el Senado, Antolín Sanz, antes de intervenir

VALLADOLID- «A través de la transparencia, de la unidad y de las medidas valientes que está llevando a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy seguiremos avanzando». Así de optimista se mostró el presidente del Partido Popular de Ávila y secretario general del Grupo del PP en el Senado, Antolín Sanz, durante su participación en la Comisión «España, una gran nación», que estuvo coordinada por Esteban González Pons.

El dirigente 'popular', en una valiente intervención, aseguró que su formación «está abierta a modificaciones», como una posible reforma electoral, y a llevar a cabo iniciativas que sirvan para salir de la crisis, con el «esfuerzo y trabajo de todos».

Asimismo, apostó por la transparencia «como la mejor fórmula para combatir contra la corrupción» y mejorar la confianza de los ciudadanos en las instituciones y representantes políticos.

En este sentido, Antolín Sanz afirmó, en declaraciones a LA RAZÓN, «sin pelos a la lengua», que su formación «lucha contra este mal, que sólo puede estar identificado en Bárcenas, un señor que dará cuentas de las tropelías que ha cometido». Por este motivo, habló de la «importancia de que los gestores públicos rindan cuentas, de una justicia ágil, independiente y que funcione, así como de un código ético para los cargos públicos». «Muchos realizan una labor fundamental para superar los problemas económicos y para que sus vecinos vivan mejor». Además, reiteró que «la democracia para ser verdadera necesita una ética y un derecho que se fundamentan en la verdad».

El secretario general del Grupo Popular en el Senado afirmó que la ponencia «no es fruto de la improvisación, ni un artilugio artificial que se pueda desmontar a capricho y hemos de sentirnos orgullosos de pertenecer a una gran nación nacida de la convergencia de muchas voluntades y de la solidaridad de todos los españoles».

Y es que, explicó, «España es un país con una gran Historia, que a través del camino de la unidad puede conseguir grandes cosas».

Antolín Sanz reafirmó «la voluntad permanente de diálogo del PP con todos los territorios de España, a sabiendas de que sólo con la unión de todos ellos, el país superará la situación actual».

El también presidente del Partido Popular de Ávila apeló a la «responsabilidad» de los partidos políticos y de los ciudadanos para «avanzar» y para volver a ser «esa gran nación por la qu etanto hemos trabajado todos».

Además, subrayó que «tenemos un importante compromiso de acción, al que debemos ser capaces de incorporar a toda la sociedad en su conjunto.

Otros muchos temas se trataron en una Ponencia, que levantó mucho interés entre los asistentes al encuentro. El secretario general del Grupo Popular en el Senado destacó la defensa de la norma básica de nuestro país, la Constitución Española, que «nos ha hecho ser más fuertes, lo que supone que estemos cerrados a mejorarla, como no podía ser de otra manera, con el fin de que se adapte a nuestros tiempos». También apostó por el sistema bicameral y defendió el papel de la Cámara Alta, cuyas competencias deberían ampliarse.

Junto a Antolín Sanz participaron en la ponencia Fernando Manzano, Dolors Montserrat y Margalida Durán, que apostaron por construir la España que «nos merecemos».

Bienestar y seguridad

La sociedad del bienestar protagonizó otra ponencia, la coordinada por Javier Arenas, que protagonizó la primera jornada de la Convención Nacional del PP de Valladolid. Sus protagonistan fueron Pedro Antonio Sánchez, Concepción Gamarra, Francisco Javier Núñez e Ignacio García Vinuesa. La jornada se cerró con las intervenciones en el Ágora, en la que varios ministros como Jorge Fernández o Fátima Báñez explicarons temas tan importantes para la sociedad como la seguridad en España, la reforma laboral, la creación de empleo «de calidad y bien remunerado», la pluraridad de nuestro país o el valor de los diferentes parlamentos.