Actualidad

Carnero echa en cara al Gobierno la «falta de sensibilidad» para las ayudas por la sequía

El consejero de Agricultura y Ganadería traslada al ministro en funciones, Luis Planas, la posición de Castilla y León sobre la nueva PAC, trabajada y consensuada con las organizaciones agrarias y cooperativas

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, trasladó al ministro en funciones Luis Planas su disconformidad ante la falta de ayudas por parte del Estado para poder hacer frente a la sequía que está atravesando Castilla y León. Además, le animó a que trabaje con Agroseguro para que los agricultores y los ganaderos puedan acceder a pólizas «más atractivas».

Publicidad

Carnero participaba en una Conferencia Sectorial sobre el sector, celebrada en Madrid, donde se trató el paquete de medidas aprobado por el Gobierno para paliar los efectos de las distintas adversidades climatológicas que azotaron recientemente a España, pero donde no se contemplan los problemas provocados por la falta de agua en Castilla y León ni en otros territorios.

El consejero reconoció que esta sequía no ha sido como la del año 2017, aunque insistió en que ha sido «muy importante» también en esta campaña. Por ello reclamó al Ministerio y a Enesa una mayor implicación para frenar las medidas de Agroseguro dirigidas a incrementar las primas y, en este sentido, hizo hincapié en que «es necesario seguir manteniendo la dotación a la vez que es necesaria la revisión y actualización de las condiciones adecuando al momento actual un seguro moderno y atractivo para el sector». Carnero recordó que la Junta ya ha activado varias ayudas ante la sequía.

En primer lugar la Consejería subvencionará hasta el 100 por 100 del coste de los intereses para préstamos preferenciales de hasta 40.000 euros, que se formalicen con las entidades financieras que suscriban convenios de colaboración con la Consejería. El plazo de amortización de estos préstamos no podrá superar los cinco años, pudiendo incluir en este un año de carencia.

La otra ayuda, publicada en agosto, está dirigida a subvencionar el suministro de agua a la ganadería extensiva y semiextensiva. En este caso, igual que en 2017, se subvenciona el 50 por ciento del gasto, hasta alcanzar un máximo de 4.000 euros por beneficiario. En principio se han asignado dos millones de euros aunque desde la Junta mantienen que si hay más necesidades se incrementará el presupuesto.

Publicidad

Por otra parte, Carnero avanzó en este Consejo Consultivo, cuestiones fundamentales que deberán reflejarse en el Plan estratégico nacional de la nueva Política Agraria Común (PAC), trabajada y consensuada con las organizaciones agrarias y cooperativas. En este sentido, el consejero defendió que debe mantenerse la financiación actual, casi 1.000 millones de euros, y que vaya encaminada al agricultor genuino, al que realice una labor agraria real, donde las ayudas sean un complemento a sus ingresos.