Castilla y León y Madrid amplían a cinco kilómetros la zona de actuación rápida ante incendios

Las recientes lluvias han permitido a la Junta rebajar el riesgo de fuegos forestales en la Comunidad

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se reúne con el consejero de Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López

Las recientes lluvias han permitido a la Junta rebajar el riesgo de incendios forestales en la Comunidad. Sin embargo, y con la seguridad de que el calor volverá, Castilla y León y Madrid ya trabajan para mejorar los protocolos de actuación y coordinación ante el fuego.

Por ello, el nuevo documento ampliará de dos a cinco los kilómetros la zona denominada de despacho automático, «sin ningún tipo de trámite», desde la frontera que separa ambos territorios, para que los equipos de extinción actúen de forma más rápida ante los incendios que afectan a esta parte de las dos autonomías vecinas.

«El cambio climático origina una gran sequedad y una falta de pluviometría que hace que los incendios sean más rápidos y hay que tomar medidas al respecto», señaló el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, momentos antes de reunirse con el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López.

En este sentido, señaló que Castilla y León tiene firmados acuerdos con todas las regiones que la rodean y con Portugal en materia de incendios forestales, que en los últimos nueve años han supuesto más de 500 intervenciones de la Comunidad en el resto y ha recibido ayuda en 56 ocasiones.

Con Madrid, Castilla y León cuenta con un intercambio de 19 actuaciones en cada caso, las últimas relacionadas con los helicópteros que mandó la Comunidad madrileña para sofocar el fuego cercano al Real Sitio de San Ildefonso, este verano.