Cubillos del Sil quiere abrir el Bosque de los Sueños a las personas con discapacidad de otros países

El alcalde de este municipio berciano aprovecha la visita de la ministra María Luisa Carcedo y de la consejera Isabel Blanco para pedir su apoyo y lograr que las instalaciones de Aspaym sigan creciendo

Carcedo e Isabel Blanco juegan con los niños participantes en El Bosque de los Sueños
Carcedo e Isabel Blanco juegan con los niños participantes en El Bosque de los Sueños

Como cada verano desde quince años más de un centenar de niños, con y sin discapacidad, disfrutan del campamento que la Asociación de Parapléjicos y Grandes Minusválidos Físicos (Aspaym) organiza en la localidad leonesa de Cubillos del Sil, en plena comarca de El Bierzo.

Un lugar, que se llama El Bosque de los Sueños, que se ha convertido por méritos propios en el ejemplo a seguir en materia de integración social.

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, visitaban ayer estas instalaciones, conversaban con los niños participantes y escuchaban también las demandas e inquietudes de las autoridades locales y de los responsables de la Aspaym.

Entre ellas, la del propio alcalde de Cubillos del Sil, Antonio Cuellas, quien aprovechando esta visita institucional de miembros del Gobierno de España y de la Junta de Castilla y León, pedía a ambas administraciones su apoyo para ampliar y reforzar las instalaciones El Bosque de los Sueños para conseguir que puedan abrirse a personas con discapacidad de otros países del mundo.

De la misma forma, el presidente de la Federación Nacional de Aspaym, el abulense Ángel de Propios, que es también el responsable de la entidad regional, recordaba en su intervención al fallecido Julio Herrero, impulso de las instalaciones, reclamaba a las instituciones públicas trabajar más de cara al futuro en la atención temprana y la infancia.

Por otra parte, la consejera reafirmaba en su intervención la apuesta de la Junta por las personas con discapacidad, algo que se verá traducido en la Ley de Garantías para este colectivo que se va a aprobar esta legislatura en las Cortes. Una normativa que, según Isabel Blanco, dará respuesta a cada persona «en función de sus necesidades».

Asimismo, la consejera de Familia e Igualdad se comprometía a dar un nuevo impulso a la formación pero sobre todo al empleo de este colectivo a través de nuevos incentivos a las empresas privadas para que se animen a contratar más a personas con alguna discapacidad.

Los balones fuera de la ministra en funciones

A la entrada de las instalaciones un grupo de la Asamblea de Usuarios de la Sanidad Pública del Bierzo recibía a la ministra con pitos y pancartas para denunciar la falta de un servicio de radioterapia en la zona. Carcedo decía que es consciente del problema pero responsabilizaba a Junta. «Sería una osadía entrometerme cuando es competencia de la Consejería de Sanidad», decía. Y sobre la petición de Castilla y León de unificar las listas de espera, decía que cada región las interpreta de manera distinta «para quedar bien en la foto».