De los Mozos llama a adaptarse ya al coche del mañana que será un «Iphone sobre ruedas»

El presidente de Anfac pide un Pacto de Estado en la Automoción y anuncia un cuarto plan industrial en Renault

Antonio Garamendi, Óscar Puente, Reyes Maroto y José Vicente de los Mozos, antes del comienzo del desayuno informativo
Antonio Garamendi, Óscar Puente, Reyes Maroto y José Vicente de los Mozos, antes del comienzo del desayuno informativo

Siempre es interesante escuchar al presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), el vallisoletano José Vicente de los Mozos. Conviene estar atento porque nunca da puntada sin hilo ni se muerde la lengua, esté quien éste presente, y, además, la mayoría de las veces deja titulares con anuncios importantes.

Y el desayuno informativo de Nueva Economía Fórum que protagonizaba ayer en Madrid no iba a ser una excepción.

Tanto en su intervención como en el turno de preguntas, el también presidente de Renault España llamaba a administraciones, empresas y sociedad en su conjunto a adaptarse cuanto antes a la realidad de la movilidad actual y de los hábitos de los consumidores o la contaminación.

«En relación al resto de países, en España somos lentos a la hora de transformar, así que tenemos que ponernos las pilas cuanto antes para adaptarnos a una revolución tecnológica que va a hacer que el coche del mañana sea un Iphone con ruedas», apuntaba.

Al respecto, De los Mozos advertía de la delicada situación por la que atraviesa el sector de la automoción, con ocho meses de caídas consecutivas en las ventas de coches en nuestro país, y por ello pedía un Pacto de Estado para salvar a la que De los Mozos considera como la «joya de la Corona», puesto que supone un 16 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de España. También aprovechaba la presencia en la jornada de la ministras en funciones Teresa Ribera y Reyes Maroto para tirar de las orejas al Ejecutivo socialista por la falta precisamente de un Gobierno, «porque el cliente anda despistado» y desde la industria están también desconcertados porque desconocen lo que va a ocurrir con el sector en el futuro. «Necesitamos estabilidad, dennos estabilidad», decía, mientras alertaba también de los peligros derivados de la polémica suscitada por el plan de descarbonización del Ejecutivo de Pedro Sánchez con el horizonte del año 2040 y la incertidumbre creada en torno al futuro de los vehículos con motores diesel.

«El sector de la automoción comparte este objetivo de descarbonización pero también reclama una transición paulatina, porque está muy bien pensar en 2040, pero hay que sacar adelante la cuenta de resultados», apuntaba. Y llamaba a las administraciones definir cuanto antes el modelo de movilidad que quieren y a arrimar el hombro en la mejora de la competitividad que necesita el sector. Por ejemplo, en lo que se refiere al coche eléctrico. Y es que De los Mozos tampoco se cortaba a la hora de asegurar que, a día de hoy, la realidad es que España «está a la cola» y tiene mucho trabajo por delante para mejorar la infraestructura necesaria para dar salida a estos vehículos y generar confianza.

Finalmente, el presidente de Renault España daba también un importante anuncio sobre la multinacional francesa, con fábricas en Valladolid y Palencia. «Pronto habrá un cuarto plan industrial y será un éxito», avanzaba De los mozos, aunque no fijaba fechas pero que asegurará el mantenimiento de la producción de la marca del rombo en nuestro país.