Dos de cada cien ciudadanos padecen diabetes y no lo saben

La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) se considera en estos momentos un problema de salud pública importante, tanto por su magnitud actual -224.000 castellanos y leoneses padecen esta patología- como por su potencial aumento futuro, que parece no tener fin.

Al respecto, los últimos estudios realizados acerca de esta enfermedad revelan que en nuestra Comunidad hay más de cincuenta mil personas (2 por ciento de la población) que padece diabetes pero no lo sabe puesto que no se lo han diagnosticado. Médicos de familia de toda España participaron ayer en Salamanca en unas jornadas nacionales sobre el presente y, sobre todo, el futuro de la diabetes y cómo ha de combatirse tanto desde el ámbito sanitario como desde el propio paciente y su familia. Para los profesionales sanitarios el abordaje de esta enfermedad es todo un desafío debido a que se trata de una patología que va a más cada año. Por ello, una de las conclusiones extraídas de esta jornada en la capital del Tormes es la necesidad de que cada paciente tenga no solo un tratamiento individualizado para su problema sino, además, un objetivo terapéutico adaptado a sus características sociales y culturales. «No es lo mismo tratar a un persona con diabetes sin complicaciones y que cuenta con el apoyo familiar detrás que atender a otra persona con más patologías asociadas a la diabetes y que además se encuentra sola y vive sin apoyo externo alguno», destacaba José Mancera, médico de familia del Centro de Salud «Ciudad Jardín» de Málaga, para quien el tratamiento de un enfermo de diabetes pasa porque éste tenga un tratamiento farmacológico, pero también un plan de dieta y de ejercicio en función de su esperanza de vida, evolución de la enfermedad, presión arterial o nivel lipídico.

En este sentido, Celia Cols, del Área Básica de Salud Martorell Rural, tiene claro que los médicos de familia sun fundamentales en el tratamiento de la diabetes «porque son los que mejor conocen al paciente y porque lo tratan en su conjunto y no como enfermo de diabetes», asegura, tras revelar que en estos momentos el 15 por ciento de las consultas de Atención Primaria son de personas que padecen diabetes mellitus tipo 2. Sobre la labor de los médicos de familia con el paciente, Cols destaca la importancia de aconsejarle y acompañarle durante su enfermedad, «pero sin tratarle como si fueras su padre».