El primer incendio forestal del verano, en el Valle del Tiétar abulense

Un centenar de efectivos trabajan para sofocar las llamas

Las llamas avanzan rápidamente en el término municipal de Gavilanes
Las llamas avanzan rápidamente en el término municipal de Gavilanes

Al cierre de esta edición, un centenar de personas seguían trabajando para sofocar las llamas del primer incendio forestal del verano en Castilla y León, que se registraba en la localidad abulenses de Gavilanes, en el Valle del Tiétar. Un fuego que alcanzaba el nivel 1 de peligrosidad y había arrasado 30 hectáreas y que, según testigos, se dirigía con fuerza hacia el municipio de Pedro Bernardo. Al parecer, el incendio se inició en torno a la una de la tarde en la zona denominada ‘Las Chorreras’. Y debido a al fuerte viento reinante y a la sequedad del terreno las llamas prendieron con virulencia y se extendieron rápidamente alcanzando de forma inmediata una importante superficie forestal.