El Supremo refuerza las demandas de Salvar el Archivo de Salamanca

Policarpo Sánchez aclara que con esta sentencia la Justicia da la «puntilla» al Gobierno de Cataluña

El presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez
El presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez

El presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez, aclaró, ante la confusión generada por la sentencia del Tribunal Supremo, la cual avala la entrega de nuevos documentos del centro de la Guerra Civil, que se trata de «un fallo que favorece la lucha» que esta institución mantiene desde hace años en defensa de la legalidad para que sean devueltos los 400.000 documentos que la Generalidad de Cataluña «retiene ilegalmente en su poder», puesto que «no han sido entregados a sus legítimos propietarios».

Por ello, Sánchez señaló que «en la práctica, esta sentencia, da la puntilla a la Generalidad», por lo que obliga a «la devolución inmediata de esos centenares de miles de documentos y dejan al Ministerio de Cultura sin excusas para no exigirlo».

La decisión del Tribunal Supremo, conocida el pasado 17 de junio, afectó a otros 23.000 documentos que deben ser trasladados a Cataluña para su restitución a sus legítimos propietarios, con la obligación de devolverlos si en un año aquellos no son encontrados.

La primera respuesta del Gobierno catalán tras la comunicación del Tribunal fue reafirmar que «no tiene ninguna intención de devolver documentos al Archivo General de la Guerra Civil en Salamanca», ni los que retiene ilegalmente de anteriores transferencias, que ya debía haber devuelto, ni tampoco lo tiene previsto hacer con los que ahora reciba, «a pesar de ser público y notorio que no tienen propietario y que, de acuerdo con la sentencia, en un año deberían ser devueltos», afirmó Sánchez.

El presidente de la Asociación aseguró que se trata de una prueba más «del ninguneo y el incumplimiento de la Ley y las Sentencias judiciales por parte de la Generalidad», a lo que se suma «la más absoluta negligencia por parte del Gobierno español para cumplir y hacer cumplir el ordenamiento jurídico en Cataluña».

Los papeles «deben volver»

Asimismo, defendió que «aunque salgan más papeles ahora, deberán volver en el plazo de un año todos aquellos que será imposible entregar a propietarios o herederos conocidos, porque en su inmensa mayoría no existen». A su juicio, «estamos hablando de un viaje de ida y vuelta para unos documentos que forman parte del Patrimonio Histórico Documental español».

Ante el evidente riesgo de desaparición de documentos en Cataluña, o «de acabar perdidos en manos de personas y entidades ajenas a sus legítimos propietarios como hasta ahora ha sucedido», así como el del efectivo cumplimiento de devolución, la Asociación Salvar el Archivo «trabajará en las fórmulas legales que avalen el cumplimiento de la ley y de las resoluciones judiciales, garantice la devolución al centro de la Guerra Civil de todos los documentos», concluyó Policarpo Sánchez.