Fernández Mañueco deja la Alcaldía de Salamanca para trabajar sin descanso por nuestra Comunidad

Reconoce que «dejar la Alcaldía fue una decisión difícil, reflexionada y debatida»

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se despide arropado por su equipo
El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se despide arropado por su equipo

Trabajar sin descanso y quedarse sin aliento por Castilla y León. Estos son los motivos por los que Alfonso Fernández Mañueco deja la Alcaldía de Salamanca.

Así lo señaló regidor, en la sede del Consistorio salmantino, en su despedida en la que estuvo arropado por todo su equipo de Gobierno y su familia, a los que agradeció estar a su lado en todo momento.

Fernández Mañueco informó de que abandonará su acta de concejal el 12 de diciembre por «motivos de agenda institucional» en su carrera por ser el próximo presidente de la Junta de Castilla y León.

Asimismo, reconoció que «dejar la Alcaldía fue una decisión difícil, reflexionada y debatida» y que la tomó «pensando en los intereses de los salmantinos».

El alcalde aseguró que «Salamanca es una ciudad mejor que hace ocho años» y que se marcha con «la satisfacción del deber cumplido y la conciencia tranquila», reiterando que, desde sus nuevas responsabilidades, seguirá comprometido con «ayudar a construir una mejor España».

Respecto al nombre de su sucesor en la Alcaldía de Salamanca durante los próximos meses, Fernández Mañueco recordó que será el primer teniente de alcalde, Carlos García Carbayo, aunque en estas semanas tendrá que celebrarse un pleno extraordinario para elegir al alcalde hasta las elecciones municipales.