Finaliza la excavación en el nivel donde más restos se han hallado en Atapuerca tras 22 años de trabajo

Allí se han hallado más de 300.000 piezas

En la campaña de verano de este año finalizarán los trabajos en un nivel del yacimiento de Gran Dolina, en Atapuerca, el TD-10, que es hasta ahora el más rico por la abundancia de fósiles y restos encontrados, con hasta 300.000 elementos localizados.

En ese misma zona se trabaja en este momento en una profundidad menor, en el TD-4, donde se han documentado restos de rinocerontes, eucladoceros, bisontes y caballos, entre otros, que cayeron por la sima recién formada y que murieron en el interior de la cueva.

El coordinador de los trabajos en ese nivel, Jordi Rosell, explicó que, entonces, carnívoros como jaguares, hienas y los antepasados de los lobos, usaron la cueva para carroñear los cadáveres.

Uno de los codirectores de Atapuerca, Eudald Carbonell, precisó que al pasar del nivel TD-10 especialmente rico, se podrá avanzar más rápido y llegar en pocos años al TD-6, donde se encontraron en 1994 restos de un cráneo de hace unos 900.000 años conocido como «El niño de Gran Dolina». Además, en otro lugar, en Galería, están a punto de llegar al mismo nivel que en pasadas campañas se encontraron restos de homínidos.