Hallan en Burgos fósiles de hasta cinco nuevos dinosaurios

XVI campaña de excavaciones en Torrelara

El director del yacimiento de Torrelara, Fidel Torcida, y la restauradora del Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes, Caterine Arias, explican los hallazgos

Un total de cinco tipos de dinosaurios nuevos se han descubierto durante la XVI campaña de excavaciones en el yacimiento de Torrelara, en la Sierra burgalesa de la Demanda. Así lo destacaron el director de las excavaciones, Fidel Torcida, y la restauradora del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes, Caterine Arias, quienes anunciaron la aparición de restos de dinosaurios terópodos, dromeosáuridos, alosáuridos, tireóforos y ornitópodos. Lo que demuestra que existieron grupos de este tipo de animales en la zona.

Fidel Torcida explicó que se han podido recuperar vértebras de un dinosaurio terópodo (carnívoro) de tamaño medio, “la mayoría bien conservadas y completas”, añadió.

A esto, se suma el hallazgo de hasta 15 dientes, cuyas formas apuntan a la presencia de distintos grupos como dromeosáuridos (los parientes de Velociraptor) alosáuridos y otros. “Una pieza espectacular es uno de esos dientes prácticamente completo, con corona y raíz, que mide 15 centímetros de longitud”, indicó.

Otros dinosaurios que este año completan la lista faunística de Torrelara son los dinosaurios tireóforos, de los que procede un osteodermo o placa ósea situada en la piel; ornitópodos, de los que se ha encontrado una falange del pie completa. Además, se registraron hallazgos de dientes de cocodrilos , placas óseas de tortugas, escamas del pez Lepidotes y conchas de moluscos bivalvos acuáticos.

A esto, se une la recuperación de madera fósil, entre ellos ramas y fragmentos de troncos, así como impresiones de hojas y granos de polen de distintas plantas. Torcida indicó que con esto tienen un “conjunto variado de seres vivos que formaban parte de un ecosistema complejo” . Asimismo, señaló que la información que aporte el lavado del sedimento, permitirá disponer de un conocimientos fiable de la biodiversidad, el ambiente y el clima existentes en esta zona de la Sierra de la Demanda, informa Ical.

Por otro lado, el director de las excavaciones recordó que para esta campaña se proponían dos objetivos, por un lado, conocer la extensión total del yacimiento, y completar el esqueleto del dinosaurio saurópodo realizado en la primera campaña. Con respecto al primero de ello indicó que no se ha podido cumplir, debido a que el yacimiento es “más grande de lo que pensaban”. En este punto explicó que la extensión en horizontal del mismo se extiende varios metros más respecto a la superficie excavada a día de hoy; por lo que calculan que “gran parte del yacimiento está sin trabajar”,subrayó.

En relación al segundo objetivo propuesto, indicó que han podido recuperar varios elementos anatómicos más, pertenecientes al dinosaurio saurópodo, principalmente vértebras dorsales y caudales, costillas, y algún elementos craneal. Aunque destacó como lo “más interesante” el hallazgo de dos dientes pertenecientes a este dinosaurio, completos y muy bien conservados, que ayudarán a identificar a la especie, “acercarnos y descartar otras posibilidades”, afirmó Fidel Torcida.

El director de las excavaciones señaló además que con estos resultado provisionales, el yacimiento de Torrelara se confirma com uno de los “puntos clave” en el estudio de las faunas de dinosaurios de la Península Ibérica y de Europa en el tránsito del período Jurásico al Cretácico, un momento de grandes cambios tanto en la composición de los ecosistemas como en la distribución cambiante de los continentes después de la ruptura del supercontinente Pangea.