Castilla y León

«Integrar los instrumentos tradicionales en la enseñanza está pendiente en Castilla y León»

El folclorista zamorano, Luis Antonio Pedraza, presenta el sábado en Madrid su proyecto «Rebambalancha»

El folclorista zamorano, Luis Antonio Pedraza, es un enamorado de la música tradicional.

Publicidad

Su gusto por ella surgía «por una necesidad vital» a los once años. Trompetista en sus inicios, toca numerosos instrumentos ancestrales como la zanfona, la pandereta, el rabel, la marimba o las cucharas, todos ellos de la familia del viento, la cuerda y la percusión. Pero se ha dado a conocer principalmente por su conocimiento y manejo de la flauta de tres agujeros típica de Zamora y de algunas zonas de las provincias de León y Salamanca, así como del tamboril que hace sonar a la vez.

Entre sus objetivos se encuentra difundir esta música popular cada vez más y rescatarla del olvido. Por ello, echa de menos que en los colegios no se estudien los instrumentos tradicionales. «Integrarlos en la enseñanza es una asignatura pendiente que tenemos en Castilla y León », asegura a LA RAZÓN el también representante de la Asociación de Tamborileros de Zamora.

Y en este afán, Luis Antonio Pedraza está embarcado en varios proyectos, que tienen también como desafío fusionar sus sonidos tradicionales con otros géneros, como puede ser el sinfónico, «para tender puentes y ofrecer a la gente algo fresco, vivo y con ritmo», apunta.

Es el caso de «Rebambalancha», un proyecto musical que hace referencia a una aglomeración de personas en torno a un acto festivo, gestado hace tres años con la colaboración de la banda de música de Zamora dirigida por Manuel Alejandro López, con el reto de realzar los sonidos ancestrales de este la flauta pastoril de tres agujeros. Un trabajo que se ha plasmado en un cedé -su segundo en solitario- que presentará el próximo sábado 20 de julio en la prestigiosa Sala Galileo Galilei de Madrid. «Poder tocar en este lugar tan exótico y uno de las más populares de Madrid, que está más habituado a otro tipo de música más alternativa, y poder llevar allí a una banda sinfónica con la que dialogar juntos a través de nuestras músicas y sonidos, es algo increíble y una gran oportunidad», señala el folclorista.

Publicidad

El disco, del que se han distribuido ya más de dos mil copias. incluye obras de los compositores también zamoranos David Rivas y Miguel Mateos, concebidas exclusivamente para banda de música y flauta de tres agujeros.