Actualidad

José Antonio Díez invita a la «responsabilidad y al diálogo» al asumir la alcaldía de León

El dirigente del PSOE manifiesta que su mayor reto será acabar con la «sangría poblacional» que sufre la capital

El socialista José Antonio Diez prometió su cargo como nuevo alcalde de León antes de ofrecer «diálogo, colaboración, responsabilidad, esfuerzo y dedicación plena para hacer una ciudad mejor». Una tarea en la que se plantea como principales retos «acabar con la sangría poblacional, mejorar los datos de empleo y conseguir que la emigración sea una opción voluntaria». Los diez votos de su grupo de concejales sirvieron para investirle como regidor, después de que la candidatura de Antonio Silván, lograse nueve apoyos, Unión del Pueblo Leonés (tres ediles) y Podemos-Equo (uno) votasen a sus propios candidatos y los cuatro representantes de Ciudadanos lo hiciesen en blanco.

Publicidad

Recuperar el gobierno municipal, dijo, era «un reto de los socialistas después de estos últimos ocho años que no han sido de avance ni de proyectos de futuro para la ciudad. Nos toca recuperar algunas de las cosas que fueron abandonadas o no tratadas debidamente, fundamentalmente las integraciones ferroviarias, el Teatro Emperador o el Parador de San Marcos». Hay que resolverlos, añadió, «lo antes posible y me dirigiré al nuevo Gobierno en cuanto se constituya para exigir que se rematen y se culminen y pensar en los nuevos proyectos que tienen que marcar las líneas de futuro para León».

«Trabajaremos por la gestión transparente de cada euro que entre y salga en el Ayuntamiento, por la atención de los que más lo necesitan, por la adecuación de los barrios a mejores condiciones, por la referencia internacional en turismo de calidad y requeriremos la colaboración del resto de instituciones», comprometió en su intervención.

También ofreció y reclamó consenso al resto de grupos y ayuda institucional para sacar adelante los proyectos que considera necesarios para León. «Voy a ser el más leal colaborador pero también el más intransigente y reivindicativo cuando sea necesario», advirtió.

Arropado por su familia -Diez se emocionó al citarles en su discurso- y amigos, el nuevo alcalde también estuvo acompañado del eurodiputado leonés Ibán García del Blanco y de la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, lo que interpretó como el permanente respaldo del partido a la ciudad. El secretario provincial socialista y diputado Javier Alfonso Cendón y otros representantes institucionales como el candidato a la Presidencia de la Diputación, Eduardo Morán, también estuvieron presentes.

Publicidad

Diez, que anunció que dedicará una concejalía exclusivamente al área de Mayores, señaló que se trabaja para que el concejal de Podemos-Equo, Nicanor Pastrana ocupe algún área de gobierno. No ocurrirá así con los ediles de la Unión del Pueblo Leonés (UPL) que ya dejaron patente su intención de permanecer ajenos al equipo de gobierno y tampoco está previsto que lo haga ningún representante de Cs.

Antonio Silván, que entregó el bastón de mando a su sucesor, avanzó que seguirá «trabajando para que la ciudad mejore día a día» en una oposición «responsable». Añadió que deja la Alcaldía con «la satisfacción del deber cumplido» y apuntó que el nuevo primer edil ha trasmitido «el objetivo compartido de que León se convierta en una ciudad de oportunidades».

Publicidad