La Diputación de Valladolid incentiva la formación «on line» en los pueblos

«El cambio digital se antoja imprescindible para abarcar un amplio territorio del ámbito rural», señala Jesús Julio Carnero, presidente de la institución provincial

El presidente Jesús Julio Carnero junto a Félix Barajas Villlaluenga, subdirector general de las Familias
El presidente Jesús Julio Carnero junto a Félix Barajas Villlaluenga, subdirector general de las Familias

Con el objetivo de que la formación en cualquier materia pueda llegar a todos los rincones de la provincia de Valladolid, la Diputación está apostando cada vez más por los cursos «on line», aunque sin dejar de lado los presenciales, también importantes.

«El cambio digital se antoja imprescindible si queremos abarcar un amplio territorio del medio rural», señalaba ayer el presidente de la institución provincial vallisoletana, Jesús Julio Carnero, tras inaugurar en el castillo de Fuensaldaña una jornada formativa dirigida a profesionales de servicios municipales de atención a las familias y los menores, organizada por el Ministerio de Sanidad en colaboración de la Diputación de Valladolid y la Federación de Municipios y Provincias.

Un encuentro para sensibilizar sobre la parentalidad positiva, otra manera de entender la crianza y la educación a través del comportamiento de los padres, y para favorecer la puesta en marcha de acciones que ayuden al desarrollo de los niños, como pueden ser el fortalecimiento del apego, la interacción a través del juego o la comunicación sin exposición al conflicto, pero siempre teniendo en cuenta el entorno de cada familia y las habilidades de los padres.

Medio centenar de personas, entre ellas el subdirector general de Familias del Ministerio de Sanidad, Félix Barajas, participaron en esta jornada en la que pudieron conocer los entresijos y métodos de actuación de la plataforma familiaenpositivo.es así como el contenido de una Guía de Buenas Prácticas para el desempeño de su quehacer cotidiano. De hecho, los profesionales tuvieron que elaborar un plan de mejora para potenciar unas buenas prácticas en su entorno. «La familia es una prioridad en los distintos planes de la Diputación», apuntaba Carnero, para quien la prevención es vital en la intervención social.