La formación de agricultores y ganaderos levanta la competitividad de la industria rura

Silvia Clemente destaca la valía y profesionalidad de los más jóvenes

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, visita el Centro de Formación Agraria de Castilla y León
La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, visita el Centro de Formación Agraria de Castilla y León

Rejuvenecer el campo y modernizar las explotaciones agroganaderas en Castilla y León. Estas son dos de las prioridades de la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente. Para avanzar en estas políticas, el Gobierno regional considera la Formación Agraria como uno de sus pilares. Y es que, una vez que esta materia se ha orientado al empleo, la mejor preparación de los profesionales conseguirá que las explotaciones y empresas de nuestra Comunidad sean más competitivas. Para reforzar esta formación, el Gobierno regional invertirá ocho millones para favorecer la incorporación de jóvenes. Estas ayudas permitirán la primera instalación de un profesional en una explotación agraria de la Región, así como para mejorar el servicio, que es uno de los mejores de España.

Las actuaciones que se llevan a cabo en sus infraestructuras están orientadas a conseguir un agricultor o ganadero con la competencia necesaria para adoptar las mejores decisiones técnico-económicas en su explotación. Además, posibilita el relevo generacional favoreciendo la incorporación de agricultores jóvenes, aumentar la participación de la mujer en la toma de decisiones y tareas de la empresa familiar y propiciar el desarrollo de nuevas actividades económicas complementarias, mediante la búsqueda de soluciones alternativas.

Todas las actividades promovidas por la Junta en esta materia se realizan, principalmente, mediante el desarrollo de los programas de Enseñanzas Regladas y No Regladas.

El primero de ellos se realiza directamente por los diez Centros de Formación Agraria dependientes de la Consejería de Agricultura y Ganadería, mediante la impartición de los correspondientes Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior y los Programas de Cualificación Profesional Inicial (P.C.P.I). Estos últimos están dirigidos a alumnos de dieciséis años que no hayan obtenido el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.) y, alumnos de quince años que, habiendo realizado segundo de Secundaria, no estén en condiciones de promocionar a tercero y hayan repetido ya una vez en esta etapa. Los de Grado Medio están destinados a estudiantes que han superado la E.S.O. o mediante una prueba de acceso, y los de Grado Superior, a los que hayan superado el título de Bachillerato o equivalente, o mediante una prueba de acceso.

Por su parte, el programa de Enseñanzas No Regladas se realiza directamente por los Centros de Formación Agraria, Servicios Territoriales de Agricultura y Ganadería y en colaboración con las organizaciones profesionales agrarias (OPAs), la Unión de Cooperatias (Urcacyl), y otras asociaciones y entidades relacionadas con el sector.

Para este curso, la oferta educativa que se ofrece en los Centros de Formación son: en el Grado Superior; la gestión de organización y empresas agropecuarias, y la gestión y organización de recursos naturales y paisajísticos.

En Grado Medio, producción agropecuaria, producción agroecológica, jardinería y floristería, trabajos forestales y conservación del medio rural, elaboración de aceites de oliva y vinos, y conducción de actividades físico-deportivas en el medio natural.Y en los Programas de Cualificación Profesional Inicial el curso de ganadería productiva y deportiva y la agricultura y operaciones de primera transformación.

Producción rural

Esta oferta formativa se lleva en los diez centros, que son un referente para otras autonomías, que hay en la actualidad en Castilla y León. El de Ávila se llevan a cabo labores de cultivos, ganadería bovina, apicultura, tractores y maquinaria e invernadero. En la provincia de Burgos, se encuentra el de Albillos que desarrolla los ciclos de producción agropecuaria y jardinería y floristería; mientras que en la de León, el de Almázara, que imparte la gestión y organización de recursos naturales y paisajísticos, y el de trabajos forestales y conservación del medio rural; y el de Santa María del Páramo.

En Palencia existe uno en Viñalta, otro en Salamanca, y en Segovia dos, en la capital que desarrolla los cursos la conducción de actividades físico-deportivas y la ganadería productiva, y en Coca, los de gestión de recursos naturales y paisajísticos, y el de trabajos forestales.

En Almazán (Soria) se llevan a cabo las de actividades de gestión de recursos naturales y paisajísticos, y el de trabajos forestales.Y por último, en la localidad vallisoletana de la Santa Espina el de producción agropecuaria, el de trabajos forestales, el de elaboración de aceites y vinos, y el de agricultura transformada.